Francia se regala un triunfo gris para celebrar su pase a la Eurocopa

Reuters

EFE

Francia celebró su clasificación para la próxima Eurocopa, su decimotercera gran competición consecutiva, con un gris triunfo en París ante Moldavia, a la que solo consiguió doblegar a última hora gracias a un penalti transformado por Oliver Giroud tras muchos minutos de dominio estéril (2-1).

El empate previo entre Turquía e Islandia había certificado el pase de turcos y galos a la Eurocopa del próximo verano, mientras que los nórdicos deberán buscar su pase en la repesca.

El triunfo frente a los moldavos, que ha perdido todos los partidos del grupo salvo uno contra Andorra, permite a Francia seguir con su buena racha en campo propio, donde solo ha perdido un amistoso frente a Colombia, en marzo de 2018, de los últimos 20 partidos.

El partido empezó cruzado para los "bleus". Un error grosero del barcelonista Lenglet, que trató de ceder dos veces con la cabeza hacia su portero Mandanda, propició que el moldavo Rata pelease la pelota con mucha más convicción y acabase robándole la cartera para adelantar a su equipo.

Una oleada de estupefacción recorrió el Estadio de Francia. En ningún guión figuraba la posibilidad de que los moldavos se pusieran por delante.

Pero si algo tiene la selección entrenada por Didier Deschamps es que es tremendamente difícil derrotarles. No es casualidad que sean los actuales campeones del mundo: nada presagia que en el próximo lustro los franceses no vayan a acariciar de nuevo la gloria.

En Saint Denis ni siquiera necesitaron el mejor nivel de sus estrellas. Griezmann continuó en su línea mediocre de los últimos partidos con el F.C. Barcelona y Mbappé, pese a que lo intentó de todas las maneras, no estuvo nada acertado de cara a gol.

El empate francés llegó en un momento en que el partido se empezaba a complicar para los franceses y cuando los moldavos parecían estar más cómodos.

Pasada la media hora, un balón colgado al área por Griezmann acabó con un mal despeje del portero moldavo Koselev, que pareció ser molestado por Giroud. Como el árbitro no pitó la falta, Varane pescó el rebote con la cabeza y lo envió a las redes.

Moldavia apenas volvió a merodear por las inmediaciones de Mandanda, pero Francia tampoco lograba descerrajar su entramado defensivo.

La segunda parte vio una ligera mejora de los franceses pero los mismos problemas para rematar hasta que una incursión de Lucas Digne en el área acabó con un derribo acabó con un derribo clarísimo por parte de Posmac.

Giroud lo transformó y, con su séptimo gol en los últimos diez partidos con Francia, se coloca a solo dos tantos (39) del segundo máximo goleador histórico de los "bleus", Platini.

Francia deberá completar la tarea en su último partido para asegurarse la primera plaza del grupo H que ya está en su poder.


>