¿Debemos preocuparnos por Diego Armando Maradona?

Reuters

Catalina Uribe

Es apenas 3 de enero de 2019 y Diego Armando Maradona ya está dando de qué hablar.

El técnico de los Dorados de Sinaloa no ha regresado de sus vacaciones en Argentina, mientras su equipo está apenas a dos días de debutar en el Clausura del Ascenso mexicano ante el Celaya y no sabe si el ‘10’ continuará dirigiéndolos. 

Y aunque medios mexicanos aseguran que el abogado de Maradona, Matías Morla, está negociando la continuidad del entrenador, la misma se dificultaría, pues su mando derecha, el auxiliar Luis Islas, abandonó la institución por diferencias con la directiva. 

Pero, más allá del tema laboral, ¿la larga ausencia de Diego es un motivo de preocupación, en especial teniendo en cuenta sus antecedentes y sus problemas personales previos?

Aunque hace muchos años la drogadicción de Maradona era una preocupación latente, la verdad es que esta parece ser sólo una de sus polémicas actuaciones en público, como las extrañas reacciones durante el Mundial de Rusia 2018, las cuales son como el pan nuestro de cada día con él. 

El problema en este caso es que su ‘pataleta’ le podría causar serios inconvenientes laborales, en especial si los directivos de Dorados no le perdonan su insubordinación. Sin embargo, este no parece ser un lío en este caso, pues es probable que ellos entiendan que un comportamiento de este tipo era de esperarse con él, por lo que no les importa cómo haga las cosas, sino los resultados en la cancha.

En síntesis, vamos a ver cómo termina esta novela protagonizada por Diego Armando Maradona, esperemos que tenga un final feliz.