Lorenzo Vs. Márquez: ¿Quién tiene la razón?

Reuters

Maria C. Santoro
@CoquitoSantoro

A Jorge Lorenzo le bastó con dar la noticia de que en el próximo año no seguirá con Ducati para empezar a brillar con la motocicleta italiana, tanto así que lleva 3 poles consecutivas, la última de estas fue el pasado fin de semana en Aragón. Todo parecía perfecto en uno de los 4 circuitos españoles del Mundial para el 5 veces campeón, tras una clasificación bastante peleada y donde logró llevarse el primer lugar, todo indicaba que era el claro favorito para llevarse el triunfo, a pesar de que MotorLand no sea uno de los circuitos favoritos de Ducati, pero si uno que Jorge conoce muy bien.

Llegó la tan esperada carrera, y justo en la primera curva el balear se fue al suelo tras un bloqueo de Marc Márquez y terminó con una fractura y luxación en dos dedos tras ser golpeado por su propia moto, fue sacado en camilla de la pista.

Lorenzo no dudó achacar toda la culpa a su compatriota y futuro compañero de equipo durante sus declaraciones a la prensa, aunque aseguró que no hablaría con dirección de carreras porque sabe que no harán nada al respecto, pero si pidió que el actual líder del campeonato se disculpara porque “él sabe realmente lo que ha sucedido”.

Algo que ocurrió según el mismo piloto de Ducati informó a través de su Twitter “Esta tarde he recibido una llamada de Márquez interesándose por mi estado”. Cabe destacar que informa de esto luego de responder un centenar de comentarios donde le decían que no le echara la culpa al catalán.

Por otra parte se ha visto como algunas personalidades del mundo del motociclismo han salido en defensa del actual campeón del MotoGP, por lo que esta es una difícil guerra de ganar para Jorge, ya no es el favorito de muchos, como en algún momento ocurrió, el mimado ahora mismo es Marc Márquez y es fácil de entender, lo que está haciendo este chico con solo 25 años es histórico para el deporte motor.


Pero, en menos de tres meses ambos estarán en el mismo paddock, uno que por ahora parece que estará más divido que el de Yamaha cuando Jorge y Valentino Rossi eran compañeros, será interesante saber como manejaran la actual situación entre ambos.

Si algo sabemos de estos dos pilotos es que el nivel de su ego es tan grande como el de su talento, y el mallorquín ha dejado claro que no dará su brazo a torcer en cuanto al tema, y esto ha abierto un sin fin de interrogantes  como la de: ¿Cuáles serán las acciones a tomar por parte de Repsol Honda para suavizar esto?, pues en declaraciones dijeron que Márquez no ha sido culpable del incidente, es decir, su nuevo piloto no ha llegado al equipo y ya le dieron por primera vez la espalda. ¿Tendrá Lorenzo la madures el próximo año para manejar esta situación? Uno de sus grandes problemas con Ducati y por el cual la relación entre la escudería italiana y el no funcionó fue por ser visto como el segundo piloto detrás de Dovizioso. ¿Qué nos hace pensar que con Honda no pasará igual?, muchos pensábamos que la diferencia estaba en la relación entre los españoles.

Ahora bien, si creo que estos años “duros” para para Jorge Lorenzo serán claves en su llegada a su nuevo equipo, y esto ha quedado más que nunca en evidencia en un post de Instagram que realizó este lunes, en el que habla sobre los momentos buenos y malos y el como aprender a llevarlos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Siempre he pensado que la vida y el deporte son como una montaña rusa, una mezcla de momentos y emociones. Como en la famosa atracción, muy pronto nos podemos encontrar con una subida, larga y estable. Cuando eres novato, piensas que tu vida va a ser siempre así, en continua ascensión. Piensas, ingenuamente, que esas bajadas que han sufrido tus padres o tus amigos no las vas a tener que pasar tu. Incluso a los que, como yo, hemos subido y bajado cientos de veces nos gusta obviar lo que ya sabemos: Todo lo que sube tiene que bajar. Porqué al final siempre llega esa caída, a veces tan abrupta y larga que parece que va a ser el fin (aunque casi nunca lo es). Entre esos dos momentos extremos también hay subidas y bajadas más cortas, tirabuzones que te hacen perder el norte y curvas ciegas que te imposibilitan saber cual va a ser tu destino con exactitud. Gracias a ese contraste de emociones uno se llega a sentir vivo y por eso las montañas rusas son tan adictivas. Para poder apreciar la satisfacción y seguridad de una subida necesitas pasar por la angustia y las dudas que te genera una bajada. Para poder apreciar la claridad de visión necesitas pasar por los tirabuzones y para que la vida no se vuelva previsible son necesarias las curvas ciegas. Creo que cada uno de nosotros vivimos montados en nuestras montañas rusas particulares. Y aunque a veces algunas nos lleguen pre fabricadas, en la mayoría de los casos somos nosotros mismos los ingenieros/constructores de las mismas. Eso sí, una vez subidos al vagón solo podemos decidir la manera que vamos a vivir esos momentos. Yo, ayer viví mi última bajada. No me gustó. De hecho la odié con todas mis fuerzas mientras me auto maldecía por no haberla previsto antes. Ahora, tumbado en la cama y con el pie envuelto en una bolsa de hielo, no dejo de pensar cómo puedo mejorar mi próxima montaña rusa y si voy a conseguir vivirla mejor.

A post shared by Jorge Lorenzo (@jorgelorenzo99) on


Por ahora no queda más que esperar que mejore rápidamente, para poder seguir disfrutando del espectáculo que nos brinda en cada fecha de MotoGP y que finalmente puedan lograr entenderse estos compatriotas que tanto le han dado al motociclismo mundial y que en cada circuito ponen nuestros nervios al limite con sus maniobras, no aplaudidas por todos, pero que los han hecho colocar su nombre en la historia del deporte.