Ostapenko Derrota A Collins Y Va Por El Título En Miami

EFE

 

EFE

La letona Jelena Ostapenko, quinta del mundo, jugará el sábado la final del Premier Mandatory de Miami ante la estadounidense Sloane Stephens al ganar este jueves a la sorpresa del torneo, la también norteamericana Danielle Collins, por 7-6(1) y 6-3.

Ostapenko impuso sus galones y su mejor tenis ante una Collins que volvió a demostrar que, aunque se trataba del partido de su vida, es la 93 del mundo y llegó al cuadro principal desde la fase de calificación, tiene una gran serenidad y confianza sobre la pista.

Con estas armas, salió a por todas desde el inicio y para empezar tuvo tres opciones para quebrar el saque a su contrincante y otras dos en el segundo servicio de Ostapenko, aunque no materializó ninguna de ellas.

No así su rival, que en el cuarto juego se hizo con el primer "break" de la noche y la ventaja (3-1), pero Collins recuperó su saque en el siguiente para volver a equiparar el marcador.


Y su insistencia tuvo premio en el undécimo juego, lo que la ponía 6-5 a favor y saque para apuntarse el primer parcial, pero falló en su intento de aprovechar una bola de set y finalmente la letona forzó el "tie-break".

Pero en el desempate, la joven tenista letona, de 20 años y ganadora de Roland Garros en 2017, impuso territorio y lo ganó por 7-1.

Ostapenko se había desecho de la cuarta del mundo, la ucraniana Elina Svotolina en cuartos, mientras que su rival había eliminado en cuartos a la estadounidense Venus Williams, octava cabeza de serie, y a la puertorriqueña Mónica Puig en octavos, convirtiéndose en la gran sorpresa del torneo.

Pero en su primer enfrentamiento con la letona se acabó este sueño.


Tras ganarle el primer set, Ostapenko le quebró en el primer juego del segundo y tomó una ventaja que podría haber aumentado si llega a aprovechar el 15-40 en el que se vio en el quinto juego.

Sin embargo, Collins tuvo la fortuna de que una dejada de la europea se fuera más allá de la línea y después ganó los siguientes tres puntos y se puso 3-2.

Pero la ventaja adquirida en el primer juego fue suficiente para, gracias a la seguridad de su saque (73 % de puntos conseguidos con su primer servicio) y un "break" postrero en el noveno juego, cerrar el partido y el pase a la última ronda.

Su rival en la final del sábado será Stephens, decimotercera cabeza de serie, que tuvo que remontar un set abajo a la exnúmero uno del mundo y tres veces campeona en Miami, la bielorrusa Victoria Azarenka, para dejar el marcador en 3-6, 6-2 y 6-1.