Controversial Empate Entre La Fiorentina y El Inter de Milán

EFE

 

EFE

La Fiorentina, con un gol de penalti otorgado por el VAR y transformado en el minuto 101, remontó y empató 3-3 contra el Inter de Milán en la 25a jornada de la Serie A italiana (Primera División), lo que pone en peligro la tercera posición de los milaneses.

El Inter estuvo por delante 3-1, pero el colombiano Luis Muriel reabrió el choque a quince minutos del final con una demoledora falta directa y el francés Jordan Veretout completó una remontada épica al no temblar en la pena máxima en el undécimo minuto de tiempo añadido.

El equipo del técnico Luciano Spalletti sigue tercero, pero ya solo suma dos puntos de ventaja sobre el Milan y tres sobre el Roma, que llegan lanzados y con unas rachas de tres victorias consecutivas.


Y es que, pese a recibir el 1-0 en el primer minuto con una desafortunada desviación del holandés Stefan De Vrij en propia meta, el Inter, todavía sin el lesionado argentino Mauro Icardi, había reaccionado con orgullo y se había puesto por delante 3-1.

El uruguayo Matías Vecino, ex del Fiorentina, empató en el 6, mientras que Matteo Politano, con un golazo desde fuera del área en el 41, dio ventaja a los milaneses al descanso. Fue Perisic quien, nada más empezar la reanudación, transformó un penalti concedido por el VAR y quien acercó a los milaneses a los tres puntos.

Sin embargo, la Fiorentina seguía vivo y, tras una diana anulada a Cristiano Biraghi por el VAR en el 60, consiguió reabrir el choque en el 74, cuando el exsevillista Muriel firmó la maravilla de la jornada al convertir un golpe franco desde los 30 metros con un tremendo derechazo a la escuadra.


Los últimos minutos fueron una agonía para el Inter, que terminó siendo castigado en el tiempo añadido, cuando de nuevo el VAR intervino para otorgar un penalti por falta de mano de Danilo D'Ambrosio.

Tras casi cinco minutos de espera, el colegiado indicó el punto de penalti. Era el 101 y Veretout no tembló, superó al meta Samir Handanovic y castigó a un Inter que ya saboreaba su tercer triunfo consecutivo sin Icardi.

El 3-3 final, en cambio, complica notablemente el camino del conjunto milanés, que ya se ve ahora involucrados en la lucha por una plaza en la próxima Liga de Campeones junto al Milan y al Roma.