Luis Suárez continuará su recuperación con Uruguay

Reuters

GOAL

Luis Suárez va mejorando de lo suyo, que no es otra cosa que una artroscopia en la rodilla. Salió de Anfield magullado del espíritu por la derrota y también de las articulaciones, que también pesan. No se esperó a la final de Copa del Rey, que también terminó en drama para los suyos, y optó por intervenirse antes de que llegase ese partido. El motivo, no revelado pero bastante obvio, era llegar a pleno rendimiento -en la medida de lo posible- a la selección uruguaya para disputar la Copa América. 

Y ahí se va allá, acompañado de un comunicado médico del Barcelona que es escueto, como de costumbre, en el que le dan sus bendiciones para que se vaya con los suyos. "El jugador del primer equipo Luis Suárez ha finalizado la fase de readaptación individualizada en el Barcelona y se incorpora a la selección de Uruguay para seguir el proceso de readaptación y su inclusión al equipo", dice el texto. O, por contarlo de otro modo, que aquí no hay nada que ver y ya puede marcharse a por su objetivo. 

Por el camino, enfado, porque el final de la película de la temporada del Barça ha estado por debajo de las expectativas. El trastazo de Anfield y la final de Copa, dos partidos en los que se manchó una temporada de ochenta. Y Suárez quedó entre los señalados, tanto por su incapacidad para encontrar gol fuera de casa como por su ausencia contra el Valencia. Tan audible era el runrún que el jugador tuvo que salir en redes sociales para defender su honor y su profesionalidad. Cosas que solo tienen que comentarse cuando no se ven en el campo. 

"Este año comencé la temporada con molestias en el cartílago, del cual mucha gente ya sabe, y que con el GRAN TRABAJO del cuerpo médico logré soportar sin ningún problema", explicó en su carta antes de decir que lo que le había llevado al quirófano nada tenía que ver con esto. Los plazos, en todo caso, le son beneficiosos. Si todo marcha bien podrá estar con normalidad con su selección.