La salida de Solari y el regreso de Zidane al Real Madrid

Reuters

Catalina Uribe

El Real Madrid tomó la drástica decisión de rescindir el contrato de Santiago Solari y de recuperar a Zinedine Zidane como su entrenador.

Pero, ¿es buena idea o es una medida exagerada la que tomó Florentino Pérez para sacudir la mala situación del cuadro merengue?

Primero, debo señalar que no me parece el momento indicado para hacer una renovación en el banquillo, pese a que los resultados recientes y el hecho de que había quedado fuera de todas las competiciones –LaLiga, Champions League y Copa del Rey– no respalda su permanencia en el equipo. 

En mi opinión personal, cuando cambias de técnico dos veces en una temporada, pues ya lo había hecho cuando Solari reemplazó a Julen Lopetegui, dejas a tu equipo en una posición bastante desfavorable, puesto que se genera una inestabilidad muy grande en el vestuario que podría agravar la situación del equipo, en vez de mejorarla.

No obstante, este es un caso muy especial, pues no es que el Real Madrid haya decidido traer a alguien nuevo, sino que han acudido a alguien de toda su confianza como Zidane, quien ha sido el gran líder de la gloria reciente del club, por lo que su llegada puede ser muy positiva.

Además, si hay alguien que puede mantener al cuadro merengue en los puestos de Champions y reorganizar al equipo de cara a la próxima temporada es Zizou, que conoce prácticamente a la perfección a la plantilla, por lo que podría tomar las decisiones más adecuadas en una situación como la actual. 

Pero todo esto son puras especulaciones, por lo que sólo podremos saber si este experimento en realidad funciona en al menos un año y medio después, cuando veremos si Florentino Pérez se arrepiente o no de volver a nombrar a Zinedine Zidane como técnico del Real Madrid.