MotoGP: La hegemonía de Marc Márquez en Austin

MotoGP

MotoGP
 

La exhibición de Marc Márquez (Repsol Honda Team) en Termas de Río Hondo aún colea entre los amantes del motociclismo y, especialmente, entre un paddock que no escatimó elogios hacia el de Cervera, que logró, de paso, arrebatarle el liderato del campeonato a Andrea Dovizioso (Mission Winnow Ducati) a la espera de desembarcar en el Circuito de Las Américas. Un trazado donde se mueve como pez en el agua.

El dominio de Márquez en Austin hasta la fecha es abrumador. Mantiene un pleno inmaculado desde 2013. Seis victorias que evidencian su superioridad en una pista a la que se ajusta como anillo al dedo, con sus giros en el sentido contrario a las agujas del reloj. Un factor diferencial en su estilo de pilotaje.


Pese a contar con la etiqueta de 'territorio Márquez', la tercera del año siempre puede deparar sorpresas. 'Dovi' se siente fuerte en el arranque de un campeonato en el que la DesmosediciGP está siendo protagonista por diversos motivos. El fabricante italiano no puede presumir de tener un gran idilio con el circuito americano pero el piloto de Mission Winnow Ducati tiene entre ceja y ceja seguir sin bajar del podio.

Su compañero, Danilo Petrucci, intentará progresar, tras dos sextas posiciones en las primeras carreras. 'Petrux', de hecho, tiene la obligación moral de seguir al alza mientras mira de reojo la constante evolución del otro piloto de Ducati que está marcando diferencias, Jack Miller (Pramac Racing), que finalizó cuarto en Termas.

Los otros dos pilotos del Top 5 de la clasificación general sobre los que se centrarán buena parte de lo focos en Texas son Valentino Rossi y Álex Rins. El piloto de Monster Energy Yamaha regresó al podio en Argentina después de ocho meses y medio, provocando el delirio de su hinchada. Su adelantamiento a 'Dovi' en la última vuelta puede suponer toda una inyección de confianza. Tras los podios cosechados en 2015 y 2017, cuando fue 3º y 2º, respectivamente, Rossi aspira a repetir para mantenerse en la pelea por el título.

Rins, por su parte, espera quitarse la espina de la mala clasificación del sábado. Pese a ello, el piloto del Team Suzuki Ecstar logró remontar desde el puesto 16 para acabar 5º y mantenerse 4º en la general, a 21 puntos de Márquez. Andrea Iannone, en proceso de adaptación ahora en Aprilia, fue tercero el pasado año con Suzuki. Un dato que invita al optimismo de Rins, tras la notoria evolución de la GSX-RR. Su compañero, Joan Mir, tratará de desquitarse tras su abandono en Termas con la mente puesta en la pelea por el Rookie del Año junto a Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT), Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech 3) y 'Pecco' Bagnaia (Pramac Racing).

Quien espera hacer el camino inverso a Rins es Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha), segundo el año pasado en Austin. Hasta la fecha sólido en la pelea por la 'pole' y más frágil en la carrera, el de Roses quiere dar un paso adelante, con la esperanza de recuperar grip en su M1 y empezar a enderezar el rumbo en la clasificación general. Una circunstancia a la que también está obligado Jorge Lorenzo (Repsol Honda Team), después de un arranque de temporada muy complicado, marcado por su dura caída en los entrenamientos de Losail y su mala salida en Termas.

En Honda, en cualquier caso, hay confianza en ver sumar tanto a Lorenzo como a sus otros dos pilotos: Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol), que en Argentina también vio hipotecada su carrera por la salida, al recibir una penalización de ride through, y Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu), cada vez más aclimatado a la categoría reina y con la confianza por las nubes tras ser 7º en la última carrera.

Los hermanos Espargaró también formarán parte del menú de un fin de semana muy atractivo, después de ser 9º y 10º en Termas. Aleix (Aprilia Racing Team Gresini) quiere consolidarse en el Top 10 y seguir sacando provecho en la general de la paulatina adaptación de Iannone. Una situación similar a la de Pol (Red Bull KTM Factory Racing) respecto a Johann Zarco. 'Polyccio', eso sí, deberá andarse con ojo con el rookie Oliveira para mantener el status de primera KTM de la parrilla.

Los argumentos son numerosos. La parrilla de MotoGP™ está virtualmente conjurada para afrontar uno de los desafíos más exigentes de los últimos tiempos: destronar a Márquez en su 'casa'. El '93' y el resto de los pilotos tienen un duelo innegociable en el horizonte.