Neymar renuncia a la capitanía de Brasil

Getty

GOAL

"Ahora me van a tener que tragar", fue de lo primero que contestó Neymar tras ganar el oro en los Juegos Olímpicos ante Alemania sub-23 en los penaltis. El brasileño, que enfocó su discurso en los críticos con su papel y la selección, también ha expresado su voluntad de dejar de ser el capitán de la canarinha.

"No cargo peso, son ustedes quienes me lo pusieron", dijo Neymar a SportTV tras el partido. "Fue algo que recibí y lo honré con cariño. Fue un honor ser capitán pero a partir de hoy lo dejo". El jugador del Barcelona lleva el brazalete desde 2014, cuando lo recibió de Thiago Silva.

Por si quedaban dudas de su intención, envió el mensaje directamente a Tite, seleccionador de la absoluta de Brasil: "Mando este mensaje a Tite para que a partir de ahora pueda buscar otro capitán".

Esta peculiar renuncia inevitablemente recuerda a la que, también en caliente, acudió Leo Messi con Argentina tras perder la Copa América Centenario ante Chile y fallar un penalti en la tanda de la final. Un mes y medio después, Leo aceptó volver con la albiceleste.