El Brescia piensa despedir a Balotelli

Reuters

GOAL

Mario Balotelli siempre ha sido un jugador controvertido, nunca ha dejado a nadie indiferente, tanto dentro como fuera del campo. Ahora, el que fuera delantero del Inter o el Manchester City está viviendo su peor momento dentro del Brescia

El diario 'la Reppublica' ha informado que está negociando su rescisión de contrato con el club, apenas un año de que se produjera su llegada al Brescia. ¿El motivo? Sus ausencias en los entrenamientos, sus enfrentamientos dialécticos con el presidente, Massimo Cellino, y su vuelta, con sobrepaso, a las sesiones con el equipo. Tras las constantes declaraciones del dirigente, criticando la actitud de uno de los jugadores más polémicos de la historia reciente del fútbol, Balotelli llegó a responder al máximo responsable del Brescia. 

“¿No estoy entrenando? No sabía que era un fantasma”, expresó. Esto avivó el fuego entre ambos, ya que Cellino llegó a reconocer que se equivocó fichando para su equipo a Balotelli, que solo ha anotado 5 goles en 19 encuentros en la Serie A, estando muy lejos de las expectativas depositadas en él cuando firmó por el cuadro de la máxima categoría del fútbol italiano. r 

A pesar de que presentó al equipo los justificantes que excusarían sus ausencias en los últimos 8 entrenos del cuadro que entrena Luis Diego López, el propio técnico ha admitido mostrarse "decepcionado" con la actitud de su delantero. 

"Pensé que, jugando en su ciudad, podría dar mucho al equipo", declaró a 'Il Corriere della Sera'. "Tenía mucho que dar, pero tenía que hacer más, mucho más. Estos son los hechos, por lo tanto, es normal que esté decepcionado", analizó sobre el comportamiento de Balotelli. 

Según apunta el periódico, el despido sería efectivo a falta del anuncio oficial por parte del Brescia, que se ha cansado de las presuntas faltas de respeto de un delantero que siempre ha tenido conflictos con la disciplina. Ya en el Inter, al comienzo de su carrera, después de la ida de las semifinales ante el Barça, tiró la camiseta del conjunto milanés al suelo, e incluso llegó a ser apartado por José Mourinho, con el que tuvo una fuerte discusión.