Un autogol en minutos finales evita triunfo de Islandia y afirma a Hungría

Reuters

GOAL

Para no variar. Otro postrimero gol desniveló un partido en el último instante de esta edición de la Eurocopa. La fortuna esta vez sonrió a los húngaros, anotando en el 88', tras haber merecido igualar el electrónico durante todo el duelo. Saevarsson fue el autor de un autogol que congela momentáneamente las ilusiones islandesas de seguir haciendo historia en su estreno y que deja a los húngaros con pie y medio en octavos.

Dos de las revelaciones del torneo mostraron sus virtudes en un partido que comenzó con un juego muy vivo y bravo por ambas partes. Los islandeses se situaban ordenados, bajo un férreo 4-4-2, mientras los húngaros se mostraban más combinativos y con movilidad. 

La lucha de estilos futbolísticos en Marsella adolecía de oportunidades claras, pese al dominio magiar. Los insulares fueron los primeros en hacer saltar las alarmas con un mano a mano de Gudmundsson desbaratado por el veterano y acertado Kiraly.