Lo mejor y lo peor en el mundo del fútbol en 2018

Reuters

Catalina Uribe

Está cada vez más cerca el final del 2018, lo que nos inspira a hacer un balance de lo que ha sido este año en el mundo del fútbol. 

Pero en vez de hacer una larga lista de todos los eventos que se han destacado por ser positivos o negativos, he seleccionado el Mundial de Rusia como lo mejor que vivimos en este año, mientras que la final de la Copa Libertadores de América como lo más bochornoso.

En el caso de la Copa del Mundo, este ha sido uno de los torneos más interesantes que he visto en mi historia con esta competición. Las emociones que nos permitieron vivir selecciones como la anfitriona o como la subcampeona Croacia serán muy difíciles de superar pero, más allá de ello, fue una Copa del Mundo muy interesante desde lo futbolístico y hasta en lo tecnológico.

Sin duda alguna, Rusia 2018 será recordado como el Mundial del VAR, que debutó en las Copas del Mundo con la intención de quedarse y de facilitarle el trabajo a los árbitros, pues suele solucionar las polémicas que antes empañaban este deporte.

Y eso se evidenció en las estadísticas de la FIFA al respecto, pues el acierto arbitral llegó al 99,2%. Además, el videoarbitraje, que se usó en más de 400 ocasiones, no sólo hizo que se corrigieran 16 decisiones erróneas, sino que influyó en hecho de que 73 de los 169 goles de este torneo fueron a balón parado, 23 de ellos de penalti. 

En lo que se refiere a las selecciones, se destacan las historias de la campeona Francia que, en medio de su crisol cultural, encontró la eficacia para coronarse invicta, o la de Croacia, que jugó la mejor Copa del Mundo de su historia. Bélgica también tuvo un Mundial memorable, logrando un histórico tercer lugar. 

Por otra parte, el continente americano fue protagonista en el evento más lamentable del 2018, pues la final de la Copa Libertadores de este año será recordada porque los violentos fueron quienes terminaron decidiendo la sede del partido de vuelta, cuando el Monumental quedó manchado por los incidentes contra los jugadores de Boca Juniors. Por eso, River Plate terminó conquistando el torneo lejos de casa, en el Santiago Bernabéu.  Y es que la que estaba prevista como una gran fiesta del fútbol terminó siendo una vergüenza para Argentina y para la Conmebol.

Todo comenzó el sábado 24 de noviembre, cuando el bus de Boca fue atacado por hinchas de River, quienes lanzaron botellas y piedras, rompiendo los vidrios del vehículo. Como agravante, la policía de Buenos Aires lanzó gas lacrimógeno para dispersar a los agresores, pero este afectó también a los jugadores, quienes llegaron al estadio con vómito y con los ojos enrojecidos.

En medio de semejante caos, el partido, que estaba programado inicialmente para las 17:00 (15:00 ET), fue aplazado primero para las 18:00 (16:00 ET) y luego para las 19:15 (17:15 ET). 

El encuentro se terminó jugando el 9 de diciembre, cuando River Plate tuvo su final feliz gracias al colombiano Juan Fernando Quintero, quien entró a los 58 minutos para cambiar la historia de un encuentro en el que Boca se había ido en ventaja en el minuto 44 con un pase en profundidad de Nahitán Nandez que no llegó a despejar Javier Pinola y que Darío Benedetto transformó en gol. 
 
Y de ahí en adelante comenzó el show de 'Quinterito', quien le dio aire a la ofensiva de River, e incluso inició la jugada en la cual Ignacio Fernández le puso un centro en el área a Lucas Pratto que se convirtió en el empate en el 68’ y que forzó el alargue.

Una prórroga que se convirtió en el escenario de la consagración de Quintero, quien aprovechó la inferioridad numérica de Boca por la expulsión de Barrios para regalarnos un poema de gol a los 110 minutos con un disparo a la escuadra que sentenció la remontada y que puso a celebrar a los hinchas millonarios. 

En síntesis, mientras que el 2018 fue testigo de uno de los mundiales más emotivos y el moderno de la historia hasta el momento, también vio cómo el fútbol sudamericano pasó su mayor vergüenza a nivel internacional, pues demostró que no estaba preparado para manejar un duelo de la envergadura del River Plate vs. Boca Juniors. 

Vamos a ver qué nos depara el 2019 en el mundo del fútbol. Ojalá que nos deje muchas emociones, goles y noticias interesantes.