La eliminación de Alemania y el sufrimiento de Argentina marcaron la fase de grupos

Reuters

Catalina Uribe

Terminó la primera fase de Rusia 2018 y lo sucedido con más de un equipo nos dejó fríos.

Sin duda alguna, lo más impactante fue la eliminación de Alemania a manos de Corea del Sur, con dos goles en los últimos minutos de su último partido en esta Copa del Mundo, lo que dañó las quinielas de más de uno, que apostaban que los teutones conquistarían su quinto título mundial, el segundo consecutivo.

No obstante, no podemos dejar pasar lo que sucedió en cada uno de los grupos, por lo que les contaremos cómo llegaron los 16 invitados a los octavos de final.

El Grupo A siguió la lógica: Uruguay y Rusia

Uruguay no decepcionó y se convirtió en la única selección de este Mundial en terminar la fase de grupos sin derrotas y sin goles en contra. Y aunque puede que no hayan mostrado el mejor nivel de juego, como se vio ante Marruecos en el primer duelo, sí lograron desnudar las debilidades de Rusia, segundo clasificado del grupo.

Por su parte, los anfitriones han sido una de las sorpresas interesantes, pues tuvieron dos buenos primeros partidos, e incluso fueron los primeros, junto a la Celeste, en sellar su cupo a octavos.

La gran decepción fueron los egipcios, que sin duda sufrieron por la baja forma de Mohamed Salah, quien no se pudo recuperar de la lesión en el hombro de la cual fue víctima en la final de la Champions League.

El Grupo B, con un final de infarto a favor de los favoritos: España y Portugal

Aunque España y Portugal lograron clasificar como primero y segundo, respectivamente, terminaron dejando más dudas que certezas en esta Copa del Mundo.

Puede que hayan protagonizado uno de los mejores partidos de Rusia 2018, pero con unos segundos partidos que apenas ganaron, y empates sufridos y marcados por el VAR en los terceros encuentros, terminaron sufriendo de más para certificar su pase a octavos. La ‘Ronaldo-dependencia’ de los lusos y las consecuencias del cambio de entrenador en la Roja estuvieron cerca de dejarlos fuera de la siguiente fase.

El Grupo C, otro con final lógico: Francia y Dinamarca

En este caso, pese a que Francia y Dinamarca prácticamente no tuvieron problemas para sellar su clasificación, sí fueron los protagonistas del partido más malo y el único 0-0 de Rusia 2018 hasta el momento.

En este juego fue evidente el pacto de no agresión que permitió a los galos clasificar como primeros, y a los daneses, quienes aprovecharon la derrota de Australia ante los peruanos, quienes entraron a los a los octavos como segundos.

Cabe destacar el desempeño de Perú, que no se quedó fuera por jugar mal, pues ha sido una de selecciones con mejor juego en este Mundial, sino porque no encontró el gol sino hasta el tercer partido, y las dos derrotas por 1-0 ante daneses y franceses los habían dejado eliminados antes de tiempo.

El Grupo D, con los favoritos dentro, pero en un orden distinto: Croacia y Argentina

En este grupo, mientras Croacia fue la segunda selección de Rusia 2018 que terminó con un pleno de tres victorias, además de mostrar un excelente nivel de juego, incluso con los “suplentes” ante Islandia, Argentina pasó ‘raspando’ a la segunda ronda.

Y es que la Albiceleste empezó con empate agridulce ante los islandeses, para luego der humillado por los croatas en el segundo partido. Para su fortuna, llegó vivo al tercer encuentro, en el que superó a Nigeria con más corazón que fútbol, y gracias a que el defensa Marcos Rojo sacó su talento goleador al minuto 86, cuando el juego parecía terminar 1-1 y con los argentinos fuera.

El Grupo E termina con un favorito de líder: Brasil y Suiza

Brasil, con más efectividad que magia, terminó como primera de su grupo ante una Suiza que le sacó provecho al empate a un gol en su duelo con la Canarinha para luego sellar su clasificación con un triunfo emocionante sobre Serbia y otra igualdad, esta vez ante una frágil Costa Rica.

En el caso de la Verdeamarelha, aunque no mostraron un juego espectacular, su desempeño fue de menos a más en esta Copa del Mundo, por lo que sus victorias sobre los ticos y los serbios los llevaron a la próxima fase.

El Grupo F, el de las grandes sorpresas: Suecia y México

Sin duda alguna, este grupo fue el que terminó de la manera más sorpresiva. Como ya lo había mencionado, una desdibujada Alemania se quedó por primera vez fuera en la fase de grupos de una Copa del Mundo, luego de perder con México, vivir un sufrido triunfo sobre Suecia y ser sacados por Corea del Sur en el último partido, lo que de paso le sirvió a los mexicanos para avanzar.

En el caso de los clasificados, los aztecas terminaron sufriendo para avanzar, pues empezaron con una gran victoria sobre los teutones, luego sumaron otro tres puntos ante los coreanos, pero una goleada de los suecos casi los deja fuera de los octavos de final, en un duelo en el que los europeos mostraron su mejor nivel en Rusia 2018.

El Grupo G también cumple con la lógica: Bélgica e Inglaterra

Bélgica e Inglaterra, los dos equipos más goleadores de este Mundial, junto a Rusia, terminaron decidiendo al líder de este grupo con una anotación de antología de Adnan Januzaj a favor de los belgas, que se convirtieron en el tercer seleccionado con 9 puntos de 9 posibles.

Cabe destacar que tanto belgas como ingleses demostraron en sus tres partidos por qué están entre los favoritos para ganar esta Copa del Mundo, por lo que los ganadores del tercer encuentro, que fue muy interesante a pesar de estar lleno de suplentes, tuvieron que acudir a una genialidad individual para inclinar la balanza a su favor.

El Grupo H, con una definición de infarto: Colombia y Japón

Otro de los grupos que nos dio espectáculo hasta el final fue el que terminaron ganando Colombia y Japón, y que dejó como líderes a unos cafeteros que se convirtieron en el único clasificado a octavos que perdió su primer partido.

Y fue precisamente ante unos japoneses que aprovecharon la expulsión de Carlos ‘La Roca’ Sánchez a los tres minutos del partido para llevarse los tres puntos. No obstante, los colombianos sacaron lo mejor de su fútbol para golear a Polonia, para luego acudir a su capacidad de lucha para vencer a Senegal y sellar su pase a octavos gracias a la cabeza de Yerry Mina, que apareció en el minuto 74 para decidir el grupo a su favor.

Por el lado de los nipones, terminaron aprovechando su triunfo ante los cafeteros, su empate ante los senegaleses y el fair play, pues aunque perdieron con los polacos al final de la fase de grupos, el hecho de haber recibido sólo 4 tarjetas amarillas, contra las 6 de Senegal, terminó inclinando una paridad en puntos y goles a su favor.

En síntesis, Rusia 2018 nos ha dejado muchas emociones y sorpresas, por lo que esperamos que el nivel futbolístico y los momentos de infarto no nos dejen cuando esta Copa del Mundo esté cada vez más cerca de decidir a su ganador.