Haaland, en la última jugada, rescata al Dortmund ante Düsseldorf

Reuters

EFE

Un gol de Erling Haaland en el minuto 94 le dio una victoria agónica al Borussia Dortmund por 1-0 ante el Fortuna Düsseldorf, que aplaza al menos a la próxima semana la celebración del título del Bayern Múnich en la Bundesliga alemana de fútbol.

La victoria del Dortmund, además, favorece al Werder Bremen que, con una goleada por 5-1 ante el Paderborn, alcanzó en puntos al Fortuna y sólo queda un tanto por debajo en el balance de goles, lo que puede hacer más reñida la lucha contra el descenso en las últimas tres jornadas.

El Fortuna enredó al Dortmund con un buen planteamiento defensivo que a lo largo del primer tiempo casi no le dejó caminos abiertos para llegar a puerta.



A lo largo del primer tiempo sólo hubo una ocasión clara, en los pies de Achraf Hakimi en una jugada de contragolpe en el minuto 18 tras una recuperación de balón de Mats Hummels.

Achraf, a centro de Hazard, quedó sólo frente al meta Florian Kastenmeier que alcanzó a atravesar una pierna en el disparo del marroquí.

De resto, hubo un par de llegadas al área de Julian Brandt que no llevaron ningún peligro.

El Dortmund tenía la pelota y la circulaba pero tenía dificultades para ganar metros y para generar situaciones de área.

En la segunda parte el Fortuna aumentó sus esfuerzos ofensivos y tuvo incluso dos excelentes ocasiones en los pies de Steven Skrzybski que remató contra el poste en el 82 y ligeramente desviado en el 90 en una jugada de contragolpe.

En el 61 Axel Witsel había dejado el campo por Haaland que había empezado el partido en el banquillo pero el Dortmund seguía con dificultades para hilar jugadas de peligro.



En una de las pocas, en el 65, Raphael Guerreiro marcó pero el gol fue anulado por el VAR debido que el balón había pegado en el brazo del portugués tras un remate bloqueado de Haaland.

El partido parecía terminado cuando llegó el gol de Haaland y el Dortmund parecía haber renunciado a llegar combinando e insistía en balones altos al área buscando a Haaland y a Mats Hummels que había pasado a jugar como una especie de segundo centro delantero.

El gol llegó en el 94, cuando Haaland se levantó para enviar de cabeza a la portería un centro de Manuel Akanju desde la derecha.

El Wolfsburgo, mientras tanto, desperdició una ventaja parcial de 2-0 ante el Friburgo y se tuvo que conformar al final con empate a dos goles.

El Eintracht Fráncfort goleó a domicilio (1-4) al Hertha Berlín.