La final de la MLS Cup brilló

Reuters

Maria C. Santoro
@CoquitoSantoro

Este sábado se jugó la final de la MLS entre Atlanta United y Portland Timbers en el Mercedes Benz Stadium. Una fiesta futbolera sin precedentes, con un ambiente espectacular, entre el ganador del campeonato del 2015 los dirigidos por Giovanni Savarese, y una de las nuevas franquicias de la liga, dirigida por Gerardo Martino. 

El ambiente que se vivió es digno de aplaudir, con una asistencia récord de 73.019 personas, récord para la MLS Cup; y deja muy claro el crecimiento de la Major League Soccer, una liga por la que no todos apostaban, pero que poco a poco se ha ido abriendo camino entre los amantes del fútbol.

 
La MLS y sus clubes han sabido aprovechar muy bien el mercado latinoamericano de Estados Unidos, trayendo jugadores jóvenes de Sudamerica y Centro América, como el MVP de esta temporada el venezolano Josef Martínez y uno de sus compañeros de equipo el paraguayo Miguel Almirón que jornada tras jornada nos regalaron jugadas y goles espectaculares. 


Además los clubes han apostado por talento nuestro para dirigir los banquillos. La final de este 2018 fue para los latinos. Martino, ex seleccionador argentino y extécnico del Barcelona en el lado de Atlanta; y el venezolano Savarese, con enorme experiencia en los circuitos estadounidenses, bicampeón de la NASL con el Cosmos, y quien está en su primera campaña en la MLS. 

Pero no todo ha llegado por arte de magia, la organización que han tenido para la expansión y difusión de la liga, incorporación de equipos año tras año, los convenios de los equipos con clubes europeos de renombre, el tope salarial, que protege al jugador con el tema de cobrar al día y la inclusión del jugador franquicia (hoy en día son 3 por equipo), que permite a los clubes tener jugadores de alto standing en sus nominas.
 
 Las ligas deportivas en los Estados Unidos siempre se han caracterizado por su gran labor en el ámbito gerencial, empezando por colocar personas en los cargos realmente preparadas para el mismo, y haciendo seguimiento continuo de todo lo que se realiza en el área de gerencia en cada organización.


 Por otra parte, tenemos que la MLS exige crear centros de entrenamiento y estadio propio a los 2 años de haber ingresado a la lista de equipos participantes en la liga, algo sumamente importante al momento de trabajar por el crecimiento de un deporte, tomando en cuenta que esto no solo beneficia a los clubes profesionales sino también a la formación de nuevos talentos y al crecimiento deportivo de los jugadores de selección.

A esto debemos sumarle la cantidad de jugadores ya de renombre firmando como jugadores franquicia en clubes de esta competición para jugar durante sus últimos años de carrera profesional, aunque sí es cierto que llegan a una edad donde su calidad no es la misma que al momento de haber sido reconocidos como ¨cracks¨, dan prestigio al torneo, y dejan con su paso por los camerinos infinidad de conocimientos para los mas jóvenes.