Lionel Messi es sancionado por sus declaraciones contra la CONMEBOL

Reuters

Catalina Uribe

Después de que hace poco más de una semana la CONMEBOL sancionara a Lionel Messi por su expulsión en el partido por el tercer lugar en la Copa América 2019 ante Chile, el ente rector del fútbol sudamericano le aplicó un segundo castigo por las declaraciones en las que acusó al organismo de corrupción en dicho torneo. 

En este caso, suspendió a Messi por tres meses tanto para partidos amistosos como oficiales, además de imponerle una multa por 50.000 dólares. Esto lo haría perderse los amistosos contra México y Chile en septiembre, así como ante Alemania y País Vasco en octubre. 

Teniendo en cuenta las dos sanciones, ¿qué tan severo fue el castigo?

Si cuando salió la primera sanción consideré que dicha entidad estaba siendo muy blanda con el capitán de la selección Argentina, mi opinión al respecto no ha cambiado, puesto que, como ya lo había dicho en mi anterior blog, a ellos no les conviene que la máxima estrella del fútbol sudamericano se pierda la Copa América 2020, que además se jugará en parte en su país. 

Así mismo, la Albiceleste no se verá perjudicada para el inicio de las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo Qatar 2022, que iniciarán en marzo del próximo año. 

Por su parte, si miramos el tema desde la perspectiva de Messi, para él no es nada perjudicial, pues ya es costumbre que él se tome un descanso de la selección tras una competición oficial. Igualmente, la sanción económica tampoco es un problema para alguien que se gana esa suma por un par de horas de trabajo. 

En síntesis, la CONMEBOL decidió castigar a Lionel Messi por acusarlos de corrupción en la Copa América, declaraciones que hizo sin ninguna prueba, pero no quiso a arriesgarse a que la máxima estrella del fútbol sudamericano se perdiera las competiciones oficiales en las que competirá Argentina próximamente.