Colombia cae en Seúl

EFE


EFE
 

Colombia cayó este martes por 2-1 en Seúl ante una Corea del Sur que tuvo más fortuna de cara al gol gracias a una desafortunada actuación del guardameta Iván Arboleda y a un tanto cafetero anulado con polémica ya en el descuento.

Queiroz decidió alinear varios cambios de la medular hacia arriba con respecto a la victoria frente a Japón del pasado viernes, y los cafeteros echaron en falta de inicio la veteranía y picardía de James y Falcao. 


Los de Bento, que apostó prácticamente por el mismo armazón que le dio la victoria frente a Bolivia (1-0), salieron muy ordenados en la presión y, enganchados de nuevo al voluntarioso Song Heung-min en las contras, consiguieron desnudar a la zaga colombiana en el arranque.

Rebasado el cuarto de hora, el propio Son, que había avisado dos veces desde lejos, recibió de Hwang en el costado derecho del área y anotó después de que su disparo, muy centrado, doblara las manos de un Arboleda poco acertado.

Con la presión surcoreana cada vez más adelantada Son dispuso de otra buena ocasión, pero su disparo, esta vez dirigido con mayor intención, lo escupió el poste derecho de la meta colombiana.

Pasados los minutos de pánico, los de Queiroz empezaron a manejar el tempo del encuentro, pero dando aún la sensación de poder quedar a la intemperie con cualquier pérdida de balón.

El dominio del juego tampoco permitió a los cafeteros romper con claridad las dos rígidas líneas de cuatro dispuestas por los asiáticos y solo uno de los muchos envíos aleatorios al área de Cho logró generar verdadero peligro, pero Morelos no acertó a conectar con la pelota en boca de gol.

Tras la mala noticia de la lesión muscular de Mina al filo del descanso, los colombianos, ya con James en el campo, vivieron otro susto en la reanudación cuando Hwang sorteó la salida de Arboleda y la mandó al lateral de la red.

Pero a renglón seguido Luisz Díaz peleó un balón en el área asiática y tras encontrar el espacio anotó el empate con lo que pareció más un envío al palo largo en busca de Zapata que un disparo.

Los mejores minutos de Colombia hasta ese momento llegaron tras el gol, pero de nuevo las manos de Arboleda, incapaces de atajar un disparo de Lee Jae-sung desde el borde del área, le fallaron a la tricolor.

El segundo gol surcoreano no modificó el guión de los hombres de Queiroz, que con la entrada de Falcao y sobre todo Muriel tuvieron más pólvora.

Lo intentó con ahínco Colombia por los costados y a través de la zurda de James, que puso a prueba a Cho en dos ocasiones.

Con los surcoreanos encomendados al pelotazo y el tiempo ya cumplido, Cho brilló donde no lo hizo Arboleda y salvo dos cabezazos de los colombianos, que lograron finalmente anotar a través de Falcao tras una serie de rechaces.

El juez de línea estimó que estaba en fuera de juego -aunque las repeticiones parecieron mostrar posición correcta- y el partido se cerró con drama y polémica además de suponerle a Colombia una derrota que siembra dudas a menos de tres meses de que arranque la Copa América.