Brasil, Inglaterra, Bélgica y Suecia completaron los cuartos de final de Rusia 2018

Reuters

Catalina Uribe 

Llegamos al final de unos octavos de final de infarto, y Brasil, Bélgica, Suecia e Inglaterra completaron el listado de los ocho mejores equipos de Rusia 2018, en los que acompañan a Francia, Uruguay, Croacia y los anfitriones, la gran sorpresa hasta el momento.

En la segunda parte de esta fase, Brasil cumplió con las expectativas y dejó en el camino a una selección mexicana que, sobre todo con orden defensivo y valentía logró contener a Neymar por 51 minutos, hasta que el astro no perdonó y aprovechó, lanzándose al suelo, un servicio de Willian desde la izquierda para poner a ganar a la Canarinha.

Después fue el mismo Ney quien fabricó el 2-0 definitivo a favor de los brasileños, cuando un remate suyo fue rechazado por Guillermo Ochoa, pero fue aprovechado por Roberto Firmino a los 88 minutos.

Y aunque el 'Tri' se despidió de pie de Rusia 2018, la Verdeamarelha los despertó del sueño en el que habían entrado tras vencer a Alemania en su debut en la Copa del Mundo, y les mostró por qué es uno de los candidatos para conquistar este torneo.

Por su parte, Bélgica pasó un gran susto cuando en el comienzo de la segunda mitad vio como Genki Haraguchi y Takashi Inui sorprendían y ponían a ganar a Japón, que rozó un pase histórico a cuartos de final.

No obstante, los belgas se acordaron de las cualidades que los han convertido en uno de los mejores equipos de este mundial y cambiaron la historia del partido.

Primero fueron las cabezas de Jan Vertonghen y de Marouane Fellaini las que igualaron el partido y las que nos hicieron pensar en otro alargue en estos octavos. Pero en el minuto 94 llegaría Nacer Chadli para culminar un contraataque de manual protagonizado por Kevin De Bruyne, Eden Hazard y Thomas Meunier, autor del pase definitivo, y llevar a su selección a unos cuartos de final por tercera vez en su historia.

Luego llegaría uno de los partidos más lúgubres de los octavos, en el que Suecia y Suiza aburrieron hasta el cansancio, pero en el cual apareció Emil Forsberg en el minuto 66 para darle la victoria a los suecos, y llevarlos a estas instancias por primera vez desde Estados Unidos 1994.

El tanto, con su toque de suerte, llegó en una salida a lo Beckenbauer del central Victor Lindelof, para que Forsberg llegara a la media luna del área y disparara, pero el remate fue desviado por la bota del zaguero suizo Manuel Akanji, lo que finalmente venció a su compañero Yann Sommer.

En el último partido, uno de los duelos más parejos de los octavos de final, Inglaterra eliminó a Colombia en unos penales en los que, después de que los Cafeteros se ilusionaron con una atajada de David Ospina a Jordan Henderson, un palo de Mateus Uribe y una parada de Jordan Pickford acabó con la maldición de los ingleses en estas tandas.

Y es que el partido mismo fue reflejo del drama que se vivió en la definición desde los 12 pasos, pues un polémico penalti convertido por Harry Kane le dio la ventaja a los ganadores en el minuto 57. Pero los colombianos no se rindieron y, 33 minutos después, Yerry Mina, el héroe de los cafeteros en Rusia 2018, forzó la prórroga con otro prodigioso cabezazo, como aquellos que hicieron vibrar a todos sus compatriotas ante Polonia y Senegal.

En síntesis, los octavos de final de esta Copa del Mundo no podían despedirse sin drama y sin emociones, por lo que nos falta ver qué otras sorpresas nos depara este torneo, que nos recuerda a cada instante por qué amamos el fútbol.