Brasil y Alemania son las mejores selecciones de cara a la Copa del Mundo

Reuters

Catalina Uribe

Con 8 años de experiencia y dos mundiales como periodista deportiva, nunca se hace fácil escoger a los favoritos para el torneo más importante y esperado del fútbol mundial.

Hace 4 años, cuando trabajaba para otro medio, un día antes de Brasil 2014 escribí que veía mejor a Alemania, Argentina y Colombia, quienes no me decepcionaron terminando como campeón, subcampeón y quinto, respectivamente.

Y hoy, luego de hacer un análisis a conciencia sobre los equipos que estarán en Rusia 2018, la selección involucra a dos de los mismos de hace 4 años, Alemania y Colombia, aunque hay dos nuevos invitados: Brasil y Uruguay.

Pero de estos seis seleccionados, son dos los que definitivamente veo como finalistas, y son Brasil y Alemania, ¿por qué?

En el caso de la Canarinha, a la cual incluso veo como campeona, es la selección que llega en mejores condiciones técnicas y futbolísticas, como lo demostró en su extraordinario proceso clasificatorio y en los amistosos que ha jugado recientemente.

Además, aunque a todos nos preocupaba que Neymar llegara bajo de ritmo después de su lesión, la estrella del PSG disipó cualquier duda con su gran desempeño y sus dos golazos ante Croacia y Austria.

Die Mannschaft también llega fortalecida, así como con la experiencia de que la mayoría de su plantilla ya jugó y ganó una Copa del Mundo, lo que es fundamental en sus aspiraciones.

No obstante, Manuel Neuer será el capitán a pesar de no haber jugado por ocho meses y su baja forma fue evidente en los minutos que disputó en los dos partidos de preparación que jugó Alemania en los últimos días. Esto puede ser una gran desventaja durante el torneo cuando enfrente a equipos con mucho poder ofensivo, como podría suceder en una hipotética final ante Brasil.

En lo que se refiere a Uruguay y a Colombia, veo a ambas selecciones como las llamadas para dar la sorpresa en esta Copa del Mundo, e incluso como los posibles ‘palos’, pues tendrían potencial para llegar a la final.

En el caso de los celestes, llegan con una mentalidad fuerte y con gran nivel, como lo demostraron con su desempeño en las eliminatorias de Conmebol. Sin embargo, si se enfrentan con Brasil antes de la final, sus opciones se ven mermadas por el nivel de su rival.

Mi opinión sobre los cafeteros es bastante especial, pues creo que no tendrán problemas para igualar lo logrado en Brasil 2014. Además, si se concentran y se llenan de confianza, pueden incluso dar una sorpresa aún mayor de la que nos dieron hace 4 años.

Finalmente, quisiera aclarar que estas predicciones no están escritas en piedra, por lo que sólo nos falta ver si son acertadas o si aparecen otras sorpresas que le pongan aún más emoción a Rusia 2018.