Getty

Zidane no cree un árbitro se plantee ayudar a un equipo

El técnico del Real Madrid valora la designación del colegiado Clos Gómez para el Clásico. “No me preocupa”, argumenta

GOAL

El Real Madrid recibe este miércoles a la Cultural Leonesa para el partido de Copa del Rey, pero merced al 1-7 de la ida, y con el Clásico a la vuelta de la esquina, es inevitable pensar en el partido del Camp Nou del próximo sábado. Zinedine Zidane fue preguntado por ello durante la rueda de prensa de este martes. Y especialmente, por la designación de Clos Gómez como el árbitro de la contienda. Un nombramiento que, según algunos reportes en España, no habría gustado en el club blanco dados sus precedentes con ambos equipos, Real y Barcelona.

Sin embargo, en conferencia de prensa, Zidane quiso desmarcarse totalmente de esta teoría conspiratoria:  “Sólo creo que los árbitros van a hacer lo mejor para que el partido se juegue bien y nada más. Mi sensación creo que siempre será esa, y no pensar que un árbitro pueda ayudar a un equipo o a otro. No va a pasar. La gente quiere ver el sábado un buen partido de fútbol y ver un gran árbitro de fútbol hacer las cosas bien, como debe ser”.

Al técnico le insistieron con esta designación, pero el francés no pasó por el aro y se mantuvo firme en sus creencias para con el estamento arbitral. “¿Clos Gómez? A mí lo que me interesa es mi partido. Repito, no me preocupa”, espetó Zidane, desmarcándose de la manida teoría del ‘Villarato’ en España, por la cual la Federación –personalizado en su presidente Ángel María Villar- supuestamente pretendía beneficiar al Barcelona y no al Real Madrid mediante la designación de árbitros para compensar las buenas relaciones institucionales con un club y no con el otro. 

Una teoría que vivió su auge en los medios de comunicación y la afición especialmente durante el mandato de Joan Laporta en el Barcelona tras dar su decisivo apoyo a Ángel María Villar en las elecciones a la presidencia de la RFEF en 2004. Un clásico que siempre es rescatado en vísperas del Clásico.