Francia y Croacia jugarán la final de Rusia 2018

EFE

Catalina Uribe

La Copa del Mundo Rusia 2018 está cada vez más cerca a su final y, como ha sucedido durante todo el torneo, las emociones y el buen fútbol no estuvieron ausentes en las semifinales, que además de un gran espectáculo, nos dejaron una cita para el próximo domingo con Francia y Croacia como máximos protagonistas. 

El primero en convertirse en finalista fue Francia, que debe agradecerle a la cabeza del central Samuel Umtiti la oportunidad de jugar la tercera final mundialista de su historia.

Y sí, a la cabeza de Umtiti, porque el héroe de los galos fue el único capaz de desatascar un encuentro cerrado ante Bélgica, en el que las otras figuras fueron los guardametas Hugo Lloris y Thibaut Courtois, quienes evitaron que este encuentro terminara lleno de anotaciones.

El gol más importante de la historia reciente del fútbol francés llegó a los 51 minutos, cuando Antoine Griezmann, quien también jugó un gran partido, aprovechó un tiro de esquina para centrarle el balón a Umtiti, quien se adelantó a Toby Alderweireld y a Marouane Fellaini para marcar y para dejar a Francia a un paso de la gloria en esta Copa del Mundo.

En la segunda semifinal, Croacia hizo historia al superar a Inglaterra para llegar a su primera final mundialista tras un partido memorable, en el que mostraron una vez más su lucha, su buen juego y su fortaleza mental.

Pese a que empezaron perdiendo por culpa de un espectacular tiro libre de Kieran Trippier apenas a los 5 minutos, nunca se rindieron y un gol de Ivan Perišić al minuto 68, quien pasó por encima de Kyle Walker para forzar su tercera prórroga en Rusia 2018.

Y cuando parecía que el alargue terminaba igualado, Mario Mandžukić apareció como el gran héroe de los croatas al minuto 109 y, tras un sutil cabezazo de Perišić, encontró el balón donde quería: listo para fusilar con su zurda a Jordan Pickford y para convertir a Croacia en finalista.

En síntesis, después de estas dos emocionantes semifinales, espero que Francia y Croacia nos den un gran espectáculo en el estadio Luzhniki y que Rusia 2018, el Mundial de las sorpresas, tenga el final que se merece.