Miami se queda sin Stephens la campeona defensora

REUTERS

 

EFE

La eliminación de las grandes estrellas del tenis femenino que llegaron al Abierto de Miami como favoritas continuó por segunda jornada consecutiva después de que este domingo fueran eliminadas otras cuatro, entre ellas la estadounidense Sloane Stephens, cuarta cabeza de serie y campeona defensora del más importante de los Masters 1000.

La verdugo de Stephens fue la alemana Tatjana Maria, de 31 años, número 69 del mundo, que en apenas una hora y 33 minutos se impuso por 6-3 y 6-2 a la estadounidense, con quien se enfrentaba por tercera vez, después de perder los dos anteriores.

Pero en la pista Stadium del Hard Rock, de Miami Gardens, y a pesar que Stephens recibió todo el apoyo de los seguidores locales, Maria fue superior en cada uno de los aspectos del juego, especialmente con la eficacia del primer servicio, al lograr un 70 por ciento, comparado al 46 de la campeona.


Ahora la rival de Maria, que consiguió una de las victorias más importantes de su carrera, será la checa Marketa Vondrousova, 68 del mundo, que venció por 6-4 y 7-6 (1) a la belga Elise Mertens, decimosexta cabeza de serie, en lo que fue la tercera eliminación de una favorita en la sesión dominical del torneo, que este año se disputa en la nueva sede del Hard Rock de Miami Gardens.

Su mejor resto y juego desde el fondo de la pista fue lo que marcó la diferencia a favor de Vondrousova, número 68 del mundo, que ganó el segundo duelo que tenía contra Mertens como profesional después de haber perdido el primero, en Lugano, el año pasado.

La kazaja Yulia Putintseva dio la primera de las sorpresas en la jornada al vencer por 1-6, 6-2 y 6-3 a la letona Anastasija Sevastova, undécima cabeza de serie.

Mientras que la china Yafan Wang se impuso por 7-5 y 6-1 a la estadounidense Danielle Collins, vigésima quinta cabeza de serie, que también quedó eliminada.

Wang tendrá de rival en los octavos a su compatriota Qiang Wang, decimoctava favorita, que pasó a octavos después que la estadounidense Serena Williams, décima favorita, anunciara este sábado su retirada debido a la lesión que sufre en la rodilla izquierda y que de acuerdo al comunicado oficial no le permitía estar en condiciones de competir.


El resto de la jornada también dejó los triunfos de dos de las favoritas al título como son la rumana Simona Halep, segunda cabeza de serie, y la checa Karolina Pliskova, quinta.

Halep se impuso a la veterana eslovena Polona Hercog (lucky loser) por 5-7, 7-6 (1) y 6-2 que le permitió llegar a los octavos de final.

El triunfo de Halep evitó que se diese otra eliminación sorpresa de las favoritas al título después de la derrota este sábado de la número uno, la japonesa Naomi Osaka, y la retirada de Serena.

Halep no lo tuvo fácil y también estuvo al borde de la eliminación después de perder la primera manga y llevar la segunda al desempate que dominó para cambiar su suerte con un dominio completo en la tercera y decisiva, que puso final a una dura lucha de dos horas y 49 minutos.

La tenista rumana de 27 años, número tres del mundo, que logró su mejor resultado en el Abierto de Miami como semifinalista en el 2015, partido que perdió frente a Serena, ahora en los octavos tendrá de nuevo de rival a una de las hermanas Williams, Venus, quien se impuso por 6-3 y 6-1 a la rusa Daria Kasatkina, decimocuarta cabeza de serie.


El duelo entre Halep y Venus Williams, de 38 años, la número 38 del mundo, será el séptimo, con empate a 3-3 en los seis anteriores, pero la exnúmero uno del mundo, ha ganado los tres últimos, incluidos los dos que logró en la pasada temporada (Abierto de Australia y Masters 1000 de Canadá).

La mayor de la Williams luchara por conseguir su cuarto título en el Abierto de Miami.

Mientras que Pliskova también tuvo disputar tres mangas y remontar la perdida de la primera para imponerse por 6-7 (3), 6-1 y 6-4 ante la francesa Alizé Cornet.

La exnúmero uno del mundo, tendrá de rival en los octavos de final a Putintseva, dijo que estaba contenta por la manera como al final pudo conseguir la victoria y superar el problema que se le presentó con el exceso de viento que había en la pista.