Kyrgios vence a Zverev y conquista Acapulco

EFE

 

EFE

El australiano Nick Kyrgios completó hoy una de las mejores semanas de su carrera como profesional al derrotar por 6-3, 6-4 al alemán Alexander Zverev, tercer jugador del mundo, para ganar el Abierto Mexicano de Tenis.

Ante uno de los jugadores de más futuro en el tour Kyrgios, raqueta 72 del mundo, impuso condiciones con su servicio y cuando las cosas no le salieron, acudió al 'drop shot' y a la paciencia para salvarse de varias situaciones de quiebre.

En el primer set el australiano rompió el servicio del rival en el cuarto juego; en el quinto se salvó de par de puntos de quiebre y se encaminó a la victoria por 6-3, pese a mostrar una efectividad de apenas el 50 por ciento con su primer servicio.


Kyrgios salió a matar en el segundo ante un Zverev herido; en el primer set el alemán hizo un par de errores no forzados y perdió el servicio, pero minutos después, en el segundo "game", el europeo obligó a Nick a fallar y puso el marcador en 1-1.

Zverev perdonó demasiado; en el cuarto juego dejó ir una ventaja de 15-40 y ahí firmó su sentencia de muerte porque Kyrgios brilló con su devolución y otra vez con el 'drop shot' para quebrar y ponerse delante por 3-2.

El australiano se salvó de un 0-30 en el sexto "game" y se encaminó al título al mantener su servicio y confirmar quizás la mejor semana de su vida, al menos la primera con triunfos sobre el segundo y tercer mejor jugador del mundo, el español Rafael Nadal y hoy Zverev, además de superar al noveno de la ATP, el estadounidense John Isner, y al suizo Stan Wawrinka, triple ganador de Grand Slam.


"Fue una gran semana, de todas las victorias me quedó con la de Nadal porque salvé tres puntos para partido; hoy ha sido especial derrotar a Sacha Zverev, un gran jugador", dijo el irreverente Nick Kyrgios, uno de los jugadores de más talento en el circuito.

Nick se llevó un premio de 367.630 dólares ( 323.120 euros) y sumó 500 puntos a su ránking, lo cual lo hará aparecer el lunes en una posición mejor que la 72 que ostenta en la lista de la ATP.

Abucheado por un público que no le perdonó sus irreverencias y sobre todo haber eliminado al español Rafael Nadal, consentido de la afición, Kyrgios se ganó el respeto con su buen tenis y al final fue reconocido por la gente de las tribunas.