La Juve iguala ante Sassuolo y sigue dejando puntos en la Serie A

Reuters

EFE

Un gris Juventus Turín sufrió para empatar 3-3 este miércoles en el campo del Sassuolo pero, pese a llevar tres partidos sin conocer la victoria, le faltan solo nueve puntos en las próximas cinco jornadas para coronarse campeón de Italia por noveno año consecutivo, también gracias a la irregularidad de sus rivales, entre ellos un Lazio que lleva ya cuatro encuentros sin ganar.

El Juventus, que tiene sus peores números defensivos de los últimos nueve años, con 35 goles recibidos y nueve en los últimos tres partidos, cuenta con un margen de siete puntos sobre el Atalanta, segundo, ocho sobre el Lazio, tercero, y nueve sobre un Inter de Milán que puede colocarse a seis unidades del liderato si gana este jueves en el campo del colista Spal.

Para ser campeón, el cuadro juventino necesita sumar nueve puntos en los encuentros contra Lazio, Udinese, Sampdoria, Cagliari y Roma, aunque las últimas jornadas han mostrado como los hombres de Maurizio Sarri siguen muy lejos de su mejor nivel. En caso de paridad de puntos con el Inter, el Juventus sería campeón al tener el choque directo a favor.
 



Unos problemas de rendimiento a resolver rápido para el Juventus, sobre todo en vista de la Liga de Campeones, en la que el próximo 7 de agosto deberá remontar contra el Lyon en la vuelta de los octavos de final tras perder 1-0 en Francia en la ida.

Este miércoles en el Mapei Stadium, el Juventus estuvo por delante 2-0 tras doce minutos gracias al brasileño Danilo Luiz y al argentino Gonzalo Higuaín, pero volvió a tener un grave bajón y fue remontado hasta el 3-2 por el Sassuolo, con goles del serbio Filip Djuricic, Gaetano Berardi y Francesco Caputo.

Tuvo el mérito de evitar la derrota, como ya hizo en la anterior jornada ante el Atalanta. Una acción a balón parado culminó con un cabezazo del brasileño Álex Sandro que valió un importantísimo punto de cara al título.

Un Scudetto que está más cerca también gracias al bajón del Lazio, que lleva cuatro jornadas sin ganar. Tras tres derrotas consecutivas, el equipo romano no pasó del 0-0 en el campo del Udinese, cuyo centrocampista argentino Rodrigo De Paul disparó al poste en el último minuto.