El Inter no pudo en casa contra el Sassuolo

EFE

EFE

El Inter de Milán no pasó del 0-0 este sábado en San Siro contra el Sassuolo, su 'bestia negra' en la Serie A italiana (Primera División), contra el que había perdido en los cuatro enfrentamientos anteriores.

El Sassuolo es el equipo que más disgustos le dio al Inter en los últimos años y el 0-0 de San Siro se produjo después de que el conjunto milanés perdiera siete de los últimos ocho duelos particulares contra el conjunto "neroverde".

Ni siquiera contra el Juventus, dominador absoluto del campeonato italiano en los últimos años, el Inter tiene peores números que ante el Sassuolo, actualmente entrenado por Roberto De Zerbi.

El empate sin goles de este sábado se produjo en un San Siro a puerta cerrada, ya que el conjunto milanés tuvo que cumplir una sanción de la Federación de Fútbol Italiana (FIGC) por los cánticos racistas entonados por parte de la afición "nerazzurra" en el partido del 26 de diciembre contra el Nápoles.



Sin hinchas radicales, los únicos que pudieron acceder al coliseo milanés fueron los niños. Casi 10.000 asistieron al duelo, en un proyecto para fomentar la cultura y los valores del deporte.

El Sassuolo puso en apuros al Inter desde el comienzo y rozó la ventaja en dos ocasiones en la primera mitad, primero con Manuel Locatelli y luego con el ghanés Kevin Prince Boateng, antes de que los locales crecieran y empezaran a acercarse a la portería rival.

Matteo Politano y el uruguayo Matías Vecino chocaron contra el meta Andrea Consigli y el Inter pasó apuros en el tramo final, cuando solo una gran jugada defensiva del eslovaco Milan Skriniar evitó une gol del marroquí Mehdi Bourabia.

Con este empate, el Inter se quedó tercero en la tabla, a cuatro puntos del Nápoles, segundo, que jugará el domingo contra el Lazio. El líder Juventus está a 13 puntos, con un partido menos.