El AC Milan ganó 2-0 en su visita al Genoa

EFE

EFE

El italiano Fabio Borini y el español Jesús Fernández Sáez "Suso" decidieron el triunfo del Milan en el campo del Genoa por 2-0, en la vigésima jornada de la Serie A.

Suso se reencontró con un gol que le faltaba en la Serie A desde el 31 de octubre, curiosamente contra el mismo cuadro genovés, y sentenció a falta de siete minutos para el final un partido complicado, que Borini desbloqueó en el 72. El último gol del gaditano llegó el 8 de noviembre, en la visita europea al Real Betis.

El técnico Gennaro Gattuso reconoció en la rueda de prensa de la víspera que la plantilla estaba sacudida por la tormenta generada por la inminente salida de Higuaín y aseguró que, sin un "Pipita" incapacitado para competir serenamente, haría "la guerra con los mejores preparados".

Y las dificultades anímicas admitidas por Gattuso fueron evidentes en la primera media hora, en la que el Milan sufrió ante el ímpetu de un Genoa que se acercó a la ventaja en hasta cuatro ocasiones, rozando primero el larguero con Davide Biraschi y chocando a continuación con unas grandes paradas del meta Gianluigi Donnarumma.

El joven portero "rossonero" negó el gol al serbio Darko Lazovic, al italiano Daniel Bessa, en un mano a mano, y también logró detener un peligroso balón desviado involuntariamente bajo puerta por su compañero francés Tiemoué Bakayoko.

Sin embargo, tras mucho sufrimiento defensivo, en el tramo final de la primera mitad el Milan subió su posición y rozó la ventaja con un zurdazo espectacular de volea del brasileño Lucas Paquetá desde los 23 metros, que se estrelló contra el exterior del poste derecho de la portería del meta rumano Andrei Radu.

Siguió creciendo el Milan y, tras un disparo de Borini bien parado por Radu y una cómoda ocasión desaprovechada por Paquetá con un tímido cabezazo, el cuadro de Gattuso se adelantó precisamente gracias a Borini, quien remató un centro raso al suelo de Andrea Conti, que había entrado en la primera mitad por el lesionado colombiano Cristian Zapata (m.72).

Fue una valiosa ventaja para los milaneses, que se habían salvado poco antes de una doble ocasión del Genoa gracias a Donnarumma, decisivo primero ante el portugués Miguel Veloso y luego ante Bessa. El cancerbero italiano también volvió a contestar a Veloso poco después del 1-0 del Milan, al desviar hacia el larguero un zurdazo desde los 20 metros.

El primer gol de la temporada de Borini y el quinto del año de Suso en liga permitieron al Milan solventar una visita complicada en Marassi, y colocarse cuarto en solitario, con un punto de ventaja sobre el Roma y dos sobre el Lazio.