Neymar vuelve a lesionarse en febrero

Reuters

Catalina Uribe

Neymar vuelve a estar en el ojo del huracán por culpa de la lesión que lo dejó por fuera del partido del Nantes.

Según los servicios médicos del PSG, el brasileño sufre una lesión intercostal como consecuencia de un choque al final del primer tiempo del juego ante el Montpellier.

Pero, ¿por qué una lesión genera tantas dudas y sospechas en más de uno?

Primero, porque después de un choque de este tipo, que incluso puede causar problemas para respirar, no sólo terminó el partido, sino que al día siguiente celebró por adelantado su cumpleaños en el Palais de Tokyo con casi todos sus compañeros en el PSG.

Segundo, porque este es el tercer año consecutivo en el que se ausenta en esta época por problemas físicos. En 2018 sufrió un esguince en el ligamento anterior externo del tobillo derecho con la existencia asociada de una fisura del quinto metatarsiano, mientras en 2019 tuvo una recaída de la lesión del metatarsiano.

Y aunque en esta ocasión la lesión parece ser menos grave, lo más curioso, por decir lo menos, es que todas coinciden no sólo con la celebración de su cumpleaños sino con la fiesta de su hermana Rafaella, quien cumple el 11 de marzo, y a quien nunca ha dejado de acompañar. Y es que casualmente en estas fechas suelen ser los octavos de final de la Champions League, y preciso el brasileño no juega cuando el cuadro parisino queda eliminado de la competición.

En síntesis, lo anteriormente descrito nos hace pensar que Neymar es mejor hermano que profesional. Y así no queramos dudar de los comunicados del servicio médico del PSG, es bastante curioso que todos los años aparezca una lesión justo en esta época. Vamos a ver qué tan grave es su molestia de este año, a ver si se ratifica la teoría de que prefiere la fiesta al fútbol, al menos en febrero y marzo.