La CONMEBOL sanciona a Lionel Messi

Reuters

Catalina Uribe

Parece que Lionel Messi la ha sacado barata con la CONMEBOL.

Luego de las acusaciones de corrupción después de los partidos de semifinales de la Copa América ante Brasil y por el tercer puesto ante Chile, así como por la expulsión tras el encontronazo con Gary Medel, por el que el capitán chileno también terminó fuera, el ente rector del fútbol sudamericano sólo lo sancionó por un encuentro y con una multa por 1.500 dólares.

Pero, ¿esto significa que éste será el único castigo o dicha entidad planea ser más dura con el capitán de la selección argentina? 

Si tenemos en cuenta el comunicado oficial, que confirma "el partido de suspensión automática impuesto al jugador LIONEL ANDRÉS MESSI no acordando ningún partido adicional de suspensión", nos haría creer que se refiere únicamente a lo sucedido durante el encuentro. 

Por esta razón, se podría pensar que cabe la posibilidad de que la CONMEBOL estaría contemplando otra penalidad para unas declaraciones que pueden considerarse como calumniosas, puesto que el jugador de la albiceleste no ha mostrado ninguna prueba que respalde sus acusaciones.

No obstante, esto no quiere decir que esta segunda sanción sea fuerte o que se vaya a dar con certeza, pues debemos tener en cuenta que estamos a menos de un año de la próxima edición de la Copa América, en la cual Argentina será una de las sedes, por lo que es altamente improbable que quieran que Messi se pierda el torneo.

Además, el argentino habría enviado una carta a la entidad en la que habría ofrecido disculpas por sus declaraciones, alegando "estrés emocional" cuando las hizo. Sin embargo, no hay certeza de que dicha haya sido suya. 

En síntesis, no sabemos cuáles son los planes futuros de la Confederación Sudamericana de Fútbol en lo referente a las acusaciones de corrupción hechas por Lionel Messi durante la Copa América Brasil 2019. Por ahora, lo que sí queda claro es que la sanción por el incidente con Gary Medel es leve, por lo cual es muy probable que la entidad no intente castigar con más dureza al jugador.