Xavi Vierge repite pole en Argentina

Team Estrella Galicia

EFE

Vierge marcó un mejor tiempo de 1:42.726 en su tercera vuelta, que le colocó al frente de la clasificación, perseguido en esos instantes por su compañero en el equipo cervecero, Alex Márquez, quien después se tuvo que enfrentar a una serie de rivales para defender la posición, lo que hizo en gran medida aunque al final fuese cuarto en la clasificación final y por tanto el primero de la segunda línea de la formación de salida.

El registro que consiguió Vierge acabó siendo inalcanzable para sus rivales, pues quien más se acercó fue el alemán Marcel Schrotter (Kalex), el primer líder de la categoría y a la postre segundo, que se quedó a once milésimas de segundo en lo que era una primera referencia que, unida al hecho de que entre todos los participantes en la segunda clasificación no hubo un segundo de diferencia, deja meridianamente claro el gran equilibrio de fuerzas que existe también en Moto2.


Con el piloto de Estrella Galicia 0'0 aposentado en la primera posición, a Márquez le surgieron varios rivales de nivel, como el alemán Marcel Schrotter y el británico Sam Lowes (Kalex), que acabaron por delante de él, mientras que al suizo Thomas Luthi (Kalex) lo pudo relegar a la quinta plaza en el tramo final de la segunda clasificación.

El vencedor de la carrera de Catar, el italiano Lorenzo Baldasarri (Kalex), se tuvo que conformar en esta ocasión con la octava plaza, en cualquier caso mejor que su compañero de equipo, el español Augusto Fernández, al que un accidente en los últimos libres le mandó directamente a la clínica del circuito con fractura de cúbito y radio del brazo izquierdo.


Será baja para la carrera de Argentina y seguramente para la de Austin, puesto que tendrá que ser intervenido quirúrgicamente.

En la undécima posición concluyó Jorge Navarro (Speed Up), con Iker Lecuona (KTM), decimoquinto, y Jorge Martín (KTM), en la decimoséptima plaza.

Martín, campeón del mundo de Moto3 en 2018, debió tener algún problema técnico, puesto que en los libres había llegado a rodar con el quinto mejor tiempo de Moto2, aunque las exiguas diferencias entre todos los participantes probablemente tengan gran parte de culpa en la clasificación final del madrileño.