El Marsella estaría interesado en Carlos Salcedo

Reuters

GOAL

Carlos Salcedo interesa al Olympique de Marsella. Ahora se ha podido saber que el club francés desea un préstamo con opción a compra, conscientes que la situación del Titán con Tigres no es la ideal, además de que el parón por el coronavirus ha afectado la economía de la mayoría de clubes en el planeta.

El defensa mexicano de 26 años viviría su tercer aventura en el futbol de Europa, recordando que ya pudo vestir las camisetas de Fiorentina y Eintracht Frankfurt, en un paso positivo en su mayoría.

Si se concreta la transferencia a Marsella, el Titán enfrentaría el que por mucho representaría el máximo reto en su carrera profesional. Les Phocéens son uno de los grandes de la Ligue 1, teniendo en el Stade Vélodrome una fortaleza que pocos pueden vencer.

Lógicamente, la presión es el pan de cada día en el club. Los fanáticos suelen ser muy exigentes con la plantilla en turno, sabiendo que la historia del club es más que exitosa. 10 títulos de Ligue 1 (el segundo máximo ganador detrás del Saint-Éttiene), 10 Copas de Francia y una Champions League lucen en las vitrinas de la institución fundada en 1937.

Analizando la actualidad, Salcedo Hernández representa una pieza que encajaría perfecto con André Villas-Boas, técnico portugués que arribó a tierras marsellesas en 2019. Actualmente, la plantilla tiene como defensas centrales al croata Duje Caleta-Car y el español Álvaro González, además del talentoso joven francés Boubacar Kamará, que acostumbra jugar como mediocampista y saldría vendido en el mercado de verano.

Igualmente, el técnico portugués necesitará un plantel amplio y lleno de variantes, debido a que el club volverá a disputar la Champions League después de siete años. Vale la pena recordar que la Ligue 1 fue cancelada, y el equipo marchaba en el segundo puesto de la tabla general.

Prácticamente nadie sería capaz de dudar sobre la calidad de Salcedo, un central que rinde al máximo nivel cuando sale de su zona de confort y se topa con el tope de exigencia. Tal vez, la mejor decisión para su carrera sea marcharse un año cedido con destino a Francia, buscando finalmente levantar la mano y apuntarse para la vacante de líder en la zaga de la Selección mexicana.


>