Espanyol, con un ojo en LaLiga y otro en Europa

@rcdespanyol

EFE

El Espanyol afronta la temporada 2019-20 con una plantilla ampliamente renovada y con un nuevo entrenador, David Gallego, con el objetivo de brillar en su regreso a la Liga Europa doce años después, una competición que ilusiona mucho a los aficionados "pericos".

La campaña pasada acabó como un fiesta. La victoria contra la Real Sociedad permitía a lo blanquiazules disputar una competición continental. La emoción fue total. Pese a todo, la alegría duró pocos días al conocerse que el entonces técnico del equipo, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', fichaba por el Betis.

El Espanyol solucionó la incertidumbre apostando por el ADN perico. David Gallego, entrenador del filial, junto a su grupo de trabajo tomaban las riendas del banquillo del RCDE Stadium. La plantilla, a la que ya conocía tras dirigir al bloque después del cese de Quique Sánchez Flores en la 2017-18, le acogió bien.

El club blanquiazul, hasta ahora, ha firmado a cinco futbolistas: Bernardo (cedido por el Girona), Iturraspe (Athletic), Matías Vargas (Vélez), Andrés Prieto (Leganés) y Calero (Valladolid). Vargas ha costado 10 millones de euros y Calero, 8. El resto de incorporaciones han llegado al RCDE Stadium sin traspaso.



En el capítulo de bajas, la lista es amplia. Terminan las cesiones de Rosales y Alfa Semedo, que vuelve a Málaga y Benfica respectivamente. También dejan la entidad Roberto Jiménez (West Ham), Hermoso (Atlético de Madrid), Óscar Duarte (Levante) y Hernán Pérez (Al Ahli). Sergio García no renovó y está en la órbita del Zaragoza.

Además, el Espanyol está muy pendiente del futuro de Borja Iglesias, su delantero estrella. El Betis está interesado en hacerse con los servicios del futbolista y la postura del cuadro catalán es inflexible: pide los 28 millones de su cláusula de rescisión. Existen conversaciones, pero todavía no hay acuerdo.

En cuanto al estilo, el Espanyol presenta muchas semejanzas con la versión liderada por Rubi. Gallego usa un esquema 4-4-2, pero su pizarra persigue un fútbol ofensivo y protagonista. El preparador quiere que su equipo ataque como un club grande y defienda como uno pequeño. La intensidad y el compromiso son innegociables.

Gallego, por otra parte, se ha visto obligado a compaginar la preparación física y táctica, así como la adaptación de los nuevos jugadores, con las rondas previas de la Liga Europa. Hasta ahora, el Espanyol ha eliminado con claridad al Stjarnan islandés y ha derrotado en la ida al Lucerna suizo (0-3). Ningún susto.

Esta semana, los pericos reciben en casa a los suizos, el jueves, y al Sevilla, el domingo. Será el primer partido de LaLiga y el bloque debe estar suficientemente afinado para empezar con buen pie. La directiva trabaja para confeccionar una plantilla que afronte tres competiciones con garantías.

Respecto a las aspiraciones, ningún estamento del club se ha posicionado claramente sobre los objetivos del equipo. La meta es el partido al partido y emocionar a la grada jornada tras jornada. "Nuestro objetivo es unirnos con la afición", insistió David Gallego en su presentación.

En el plano institucional, el presidente del Espanyol, Chen Yansheng, confirma su apuesta a largo plazo con una ampliación de capital de 50 millones de euros. Esto permite reducir la deuda de la entidad, con la economía muy saneada, además de elevar el límite salarial de la plantilla para esta temporada.

El Espanyol, en definitiva, mantiene su línea de crecimiento calculado, planificado, constante y sin estridencias. Las cuentas están más que controladas y el proyecto deportivo crece sin locuras. No tirará la casa por la ventana. Paso a paso, el club blanquiazul va ganando terreno. La clasificación europea es la mejor prueba