Matthijs De Ligt todavía no decide su futuro

Getty Images

GOAL

De Ligt sigue jugando con el suspense. El central holandés, pretendido por el Barcelona, ya avisó durante la semana que no iba a desvelar su futuro tras la Nations League, y fue fiel a su palabra, tras la derrota de Holanda fue fiel a su palabra y no comentó cuál es su próximo movimiento. Eso, sin embargo, no quiere decir que no hablase. De Ligt lleva semanas dejando pistas sobre su decisión, aunque al mismo tiempo también dice que no la ha tomado aún. 

"Creo que es importante para un jugador joven jugar, eso es lo único que sé", explicó a los medios tras la finalización del encuentro. No hay frase en el chico que no sea ambigua o deje espacio a la interpretación. En el Barcelona las posiciones son más caras que en otros lugares, pues Piqué ocupa uno de los dos puestos de central y Lenglet se ha afianzado en  el otro esta temporada, a expensas de lo que pueda pasar con Umtiti, que la temporada previa fue clave en el equipo y se ha fundido por el camino.

Hay otros pretendientes donde es más claro que el joven sería titular, como el Manchester United, muy interesado en él y que parte casi de cero en este verano. Lo cual tampoco quiere decir nada, porque De Ligt puede creer perfectamente que con su fútbol él es capaz de convencer a Valverde. "Me voy a ir de vacaciones ahora. Voy a pensar en lo que es mejor para mí y entonces decidiré", comentaba el chico, reincidiendo en sus frases de los últimos días. De él depende, más que de nadie, que este proceso se abrevie. El Ajax sabe que no va a ser posible retenerle y el equipo que le desee tendrá que desembolsar alrededor de 80 millones de euros.

A De Ligt le han llegado y le llegarán propuestas de todo tipo, pero pocas de ellas serán tan curiosas como la que le llegó en el partido del domingo. Fue Cristiano el que se le acercó para comentarle su opinión de lo que debe ser su futuro. "Cristiano me pidió que me vaya a la Juventus. Me sorprendió un poco esa petición y por eso me reí. No lo entendí al principio", destacó el central. Acostumbrado a que le llamen dirigentes, el intento del portugués es, cuanto menos, diferente.