El tercer día de la Copa de África 2019

Reuters

EFE

Marruecos logró un agónico triunfo contra Namibia (1-0) en su debut en la Copa África, en la tercera jornada del torneo que se disputa en Egipto, en la que Senegal venció a Tanzania sin su estrella Sadio Mané (2-0) y Argelia derrotó a Kenia (2-0).

Pese al dominio absoluto y el asedio de Marruecos al área de Namibia, el conjunto del francés Hervé Renard sufrió para ganar un encuentro que se resolvió con un gol en propia puerta en el minuto 89.

Los marroquíes dominó el partido y tuvo sus oportunidades desde el inicio. En el minuto 10 un zapatazo de Nabil Dirar rozó el larguero y 10 minutos después el delantero del Leganés Youssef En Nesyri tuvo su oportunidad.

Pero los de Renard se toparon con el arquero namibio, Lloyd Junior Kazapua, que salvó a los suyos todo el partido, hasta que Itamunua Keimuine, quien había saltado al campo nueve minutos antes para tratar de apuntalar la defensa namibia colocó un despeje en el fondo de la red.

Al término del partido Keimune se fue llorando y entre los brazos de su entrenado, Ricardo Mannetti.

En el estadio militar 30 de Julio de la capital egipcia, la Tanzania de Emmanuel Amunike se vio superada por 2-0 ante una Senegal que no echó de menos a la estrella del Liverpool Sadio Mané, sancionado por acumulación de tarjetas.


Con la ausencia del capitán, fueron el hispano-senegalés del Inter de Milán Keita Baldé y el delantero del Brujas Krépin Diatta quienes aportaron los goles de un partido sin dificultades para los de Aliou Cissé.

Baldé abrió la lata en el 28 gracias a una asistencia de Idrissa Gueye que lo dejó solo ante el portero tanzano Aishi Manula para fusilar con un disparo ajustado al palo.

Fue el mejor de su equipo hasta que tuvo que abandonar el terreno de juego en camilla tras un choque en el 73.

Diatta consiguió el tanto definitivo al enganchar un balón de volea desde fuera del área tanzana para perforar la red de Manula a los 64 minutos.

Argelia acosó a Kenia en el partido de cierre de la primera jornada del grupo C, pero le costó 34 minutos y 9 tiros a puerta meter el primer tanto, que llegó de penalti.

El joven lateral Youcef Atal fue derribado en el área y Baghdad Bounedjah decidió desde los once metros.

Con mucha agresividad y poco fútbol, Kenia no pudo ante la verticalidad del juego argelino, comandado por la estrella del Manchester City Riyad Mahrez.

Fue el capitán de los "zorros del desierto" quien puso el segundo tanto en el 43 tras un pase diagonal desde la línea de fondo de Ismael Bennacer que Mehrez metió desde el punto de penalti con la ayuda de un defensor.

Con estos resultados, Marruecos se coloca a la cabeza del durísimo grupo D, a la espera de que se dispute el partido entre Costa de Marfil y Sudáfrica que mañana cerrará la primera jornada de la tabla.


>