Alemania golea a Nigeria y avanza en Mundial Femenino

EFE

EFE

Alemania venció sin alardes y sin brillo a Nigeria (3-0), gracias a varios errores puntuales y decisivos del combinado africano que sirvieron a una de las favoritas para alcanzar los cuartos de final del Mundial de Francia de fútbol femenino.

Nigeria se enfrentó a un reto mayúsculo en el Stade des Alpes de Grenoble. Tenía el reto de alcanzar por segunda vez en su historia los cuartos de final (Estados Unidos 1999) y para conseguirlo tenía que superar a una de las favoritas, la doble campeona del mundo (Estados Unidos 2003 y China 2007) con ganas de dar un golpe encima de la mesa después de completar una fase de grupos gris.

El cuadro africano llegó como la peor mejor tercera después del emocionante final del Tailandia-Chile. Las sudamericanas tenían que ganar por tres goles de diferencia y lograron una victoria por 0-2 fallando un penalti en el minuto 86 que desató la alegría nigeriana en el hotel.

La imagen de las jugadoras nigerianas celebrando el pase se hizo viral y con esa euforia se presentaron ante Alemania, que sin su estrella Dzsenifer Marozsan, ausente por una fractura en un dedo del pie derecho tras el partido ante China inaugural, y con dos pobres victorias ante China y España por 1-0, no quería defraudar.



Alemania, sin alardes, encauzó el partido en la primera media hora gracias a un mal marcaje a la salida de un córner y a un penalti absurdo en el que intervino el VAR. Hasta el minuto 20, cuando Alexandra Popp, que jugó su partido 100 con Alemania, hizo el primer tanto, el equipo de Martina Voss-Tecklenburg apenas mostró una buena disposición táctica con poca imaginación.

Sin embargo, el marcaje timorato de Uchenna Kanu en el tanto de Kanu, abrió la lata para Alemania, que con el cabezazo de su jugadora subió el 1-0 al marcador con la ratificación del VAR, que corroboró que no había fuera de juego posicional de una jugadora germana.

Poco después, Evelyn Nwabuoku dejó el choque prácticamente sentenciado para Alemania tras intentar despejar un balón y golpear la rodilla derecha de Lina Magull. La acción pasó desapercibida para la arbitro japonesa Yoshimini Yamashita, pero Carlos del Cerro Grande avisó a su compañera tras revisar el vídeo y el penalti lo transformó Dabritz.

Nigeria, noqueada, sólo pudo intimidar a su rival antes del descanso con una falta envenenada lanzada por Ngozi Okobi que salvó bajo los palos Lea Schüller, la principal novedad del once alemán. Después, en la reanudación, pudo reducir distancias con un centro de Rasheedat Ajibade que no pudo rematar por los pelos Desire Oparanozie. Fue la ocasión que tuvo para meterse en el partido, pero se evaporó.

Alemania, tras aplacar el ímpetu de las nigerianas, controló el resto del partido sin brillo, con un tercer tanto obra de Schüller tras otro error defensivo de Nigeria y celebró su pase para los cuartos de final, una ronda a la que nunca ha faltado desde que se disputó el primer Mundial, el de China 1991.