Argentina gana en casa a Paraguay y está en segunda fase

CABB

EFE

La Confederación Argentina de Baloncesto le realizó un homenaje a Andrés Nocioni, integrante de la "Generación Dorada que ganó los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y la medalla de bronce en los de Pekín 2008, y retiró la camiseta con el dorsal número 13 para que ningún otro jugador la vuelva a utilizar.

El alero paraguayo Alejandro Peralta sufrió un duro golpe en la cabeza al ser golpeado por el soporte del tablero que se cayó cuando solo se habían disputado cuatro minutos.


Tras el susto por la salud de Peralta, que debió ser asistido por los médicos, Argentina se desenvolvió con autoridad y, salvo por unos pocos segundos, estuvo siempre adelante en el marcador en el primer cuarto, que se llevó por 25-19.

El segundo cuarto fue parecido al primero: Argentina jugó mejor y fue más efectivo que su rival y llegó al descanso con ventaja en el marcado de siete puntos (40-33).

El equipo albiceleste tuvo un comienzo arrollador del tercer cuarto y estuvo muy preciso tanto en los dobles como en los triples.


Paraguay, nervioso, apuró sus lanzamientos y cometió muchos errores en la definición de los ataques.

En el último cuarto el entrenador, Sergio Hernández, aprovechó la holgada ventaja para rotar el equipo y dar descanso a los que más minutos habían jugado.

Con esta victoria Argentina se aseguró un lugar en la próxima fase junto a Uruguay, que juega a continuación ante Panamá, que se debate con Paraguay la última plaza clasificatoria.

Este encuentro de la cuarta jornada del Grupo A de las eliminatorias americanas mundialistas se jugó en el país austral porque Paraguay decidió ceder su condición de local.


Los tres mejores de los cuatro grupos de la fase inicial pasarán a la siguiente ronda, en la que se organizarán dos zonas de seis.

Los tres primeros de esos dos grupos y el mejor cuarto se clasificarán para el Mundial que se disputará en China del 31 de agosto al 15 de septiembre de 2019.

Ahora Argentina y Paraguay descansarán hasta el 28 de junio y el 1 de julio, cuando se juega la tercera y última ventana.

En esas fechas Argentina se medirá con Panamá de local y Uruguay de visitante, mientras que Paraguay primero recibirá a Uruguay y luego a Panamá.