Jake Gagne da el salto a WorldSBK enfocado en alcanzar el Top 5

HondaWSBK

Prensa Dorna

Jake Gagne está ansioso por comenzar la temporada 2018, en la que regresa al paddock del Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike para correr a tiempo completo como piloto regular del Red Bull Honda World Superbike Team. El californiano realizó tres participaciones en 2017 con esta escudería tras la trágica desaparición de Nicky Hayden, y convenció con sus actuaciones, en las que puntuó en todas menos una de las seis carreras en que participó.

Ahora, con la mirada puesta en la nueva campaña, que comienza del 23 al 25 de febrero en el icónico circuito de Phillip Island, el piloto de 25 años se confiesa impaciente por seguir aprendiendo y mejorando a bordo de la Honda Fireblade CRB1000RR SP2. WorldSBK.com habló con él antes de su primer test de 2018.

Jake, imaginamos que estás deseando volver al paddock de WorldSBK…

"Sí, para mí esto es realmente un sueño hecho realidad. Tuve la suerte de tener oportunidades con el equipo el año pasado y fue una experiencia increíble con la que aprendí mucho. Sentí que podía mejorar mi pilotaje y aprender mucho del equipo y de las diferentes experiencias. Es realmente fantástico dar el salto de Estados Unidos a WorldSBK, no es ninguna broma. Hay equipos y pilotos realmente increíbles y ser parte del espectáculo es realmente algo grande. Tengo muchas ganas de empezar a pasar tiempo sobre la moto y con el equipo e ir a estas increíbles pistas".

¿Qué fue lo más importante que aprendiste el año pasado para poder mejorar tu nivel esta temporada?

"Una combinación de cosas: trabajar con la moto, trabajar con el equipo, con diferentes neumáticos, y ese gran cambio que es la electrónica. Se necesitan muchas cosas para hacer que la moto vaya rápido, y ellos tienen las herramientas para ayudar a conseguirlo. Tengo un gran staff y un nuevo jefe de equipo este año, así que estoy ansioso por comenzar los tests".

¿Son diferentes las sensaciones al competir en Europa en comparación con hacerlo en Estados Unidos?

"Es bastante diferente, desde las pistas, el entorno y los países hasta las motos y los neumáticos. Hay muchas diferencias, pero una vez que me subo a la moto y me pongo el casco, simplemente trato de hacer lo mío y pilotar lo mejor que pueda. Cuando bajo de la moto, es realmente surrealista estar en el pit lane de WorldSBK; la cantidad de seguidores que tiene en Europa es realmente genial.

El ambiente del paddock es muy normal, con gente normal. Cuando fui a Laguna no conocía a nadie, pero enseguida todos fueron muy amables, los pilotos y la gente de los otros equipos fueron realmente muy acogedores. Está muy bien tener a otro estadounidense con PJ [Jacobsen], así que va a ser increíble. Es un ambiente familiar, todos están allí para hacer el trabajo y darlo todo, pero una vez que termina la carrera el ambiente es realmente genial, así que estoy muy emocionado".

¿Crees que tener a un compañero de equipo inglés [Leon Camier] como compañero de equipo te ayudará, al no tener una barrera idiomática?

"Creo que será algo bueno, sin duda. Conocí a Leon el año pasado y es un gran tipo. Es muy amable y creo que podemos trabajar juntos y avanzar con todo el paquete, así que estoy entusiasmado. Tengo a Mick Shanley, que es inglés, como jefe de equipo, así que creo que ser estadounidense y no tener que lidiar con ninguna barrera de idioma es útil porque de lo contrario sí podría ser complicado".

¿Cuáles son tus expectativas para este año?

"Mis expectativas son seguir mejorando, pudimos obtener dos top 12 en Qatar el año pasado, así que quiero comenzar a situarme entre los diez primeros y trabajar a partir de ahí. Hay muchos pilotos fantásticos, pero solo hay una manera de hacerlo bien, y eso es todo. Voy a trabajar duro, igual que el equipo; estoy muy agradecido de tener un gran equipo detrás de mí. Espero que podamos situarnos entre los 10 primeros, o quizá entre los 5 mejores, quiero seguir avanzando y darlo todo; espero que sea una buena época para mí”

¿Qué circuito estás esperando con más ganas?

"Obviamente he estado en Laguna muchas veces, pero tengo muchas ganas de volver, creo que será genial correr frente a mi afición. Algo así como el año pasado, pero este año volveré como piloto regular y creo que va a ser algo increíble. El año pasado fue el fin de semana de mi vida, estoy ansioso por ir de nuevo. Sin embargo, estoy deseando que llegue Phillip Island. Es una pista en la que no he estado, sólo la he visto en televisión; es tan rápida y fluida y se ve tan increíble que ya estoy deseando estar allí".


>