Inter vence 1-2 a la Fiorentina y clasifica a los cuartos de final

EFE

GOAL

El Inter de Milán clasificó a los cuartos de final de la Coppa Italia tras vencer por 2-1 a Fiorentina en el tiempo suplementario. Los 90 minutos terminaron 1-1 por los goles de Arturo Vidal de penal y de Christian Kouamé. Romelu Lukaku fue el héroe de los lombardos porque consiguió el triunfo sobre el final con un cabezazo preciso.

El equipo de Antonio Conte fue más ambicioso en la primera mitad, pero le costó generar ocasiones de gol y logró la apertura del marcador a los 37' con el sello de los chilenos Alexis Sánchez y Vidal. El delantero recibió una falta dentro del área que el árbitro ignoró en primera instancia, pero luego cobró penal a instancias del VAR. El volante se hizo cargo de la ejecución y remató al medio del arco para establecer el 1-0 para los de San Siro.

El árbitro cobró un penal para Fiorentina dos minutos después por una supuesta falta de Milan Skriniar. Sin embargo, la tecnología tuvo que ayudar nuevamente al colegiado para anular esa decisión y el encuentro se fue al descanso con la ventaja mínima del Inter.

Lautaro Martínez desperdició una ocasión inmejorable en el comienzo de la segunda mitad, tras recibir un centro en el área chica y disparar desviado, y el cuadro local llegó al empate a los 57' con un tremendo derechazo de Kouame desde la medialuna, después de una serie de rebotes.

Conte mandó a la cancha a Stefan de Vrij, Romelu Lukaku y Achraf Hakimi en lugar de Skriniar, Lautaro y Ashley Young; con el objetivo de ir en busca del triunfo, que no pudo conseguir en los 90 minutos y el partido se fue a la prórroga.

El Nerazzurro mantuvo sus intenciones ofensivas en el primer tiempo suplementario y chocó con el arquero local, Pietro Terracciano, quien impidió la caída de su valla contra un cabezazo de Alexis y ante un disparo de media distancia de Christian Eriksen.

Terracciano volvió a lucirse contra un cabezazo de Lukaku en la segunda parte de la prórroga, pero el delantero belga tuvo revancha en la última jugada y conectó por vía aérea un centro perfecto de Nicolo Barella para darle la victoria a los de Milán y provocar el Derbi della Madonnina en la siguiente instancia.