Botafogo confía en cortar el invicto de Defensa y Justicia en la liga argentina

Reuters


EFE

El Botafogo confía en cortar este miércoles la racha de un Defensa y Justicia invicto en la liga argentina, y que llega eufórico a su estreno en la Copa Sudamericana de 2019 frente al equipo brasileño.

El conjunto de Río de Janeiro hará su debut en la primera fase de la competición internacional con muchas dudas en su juego, tras los malos resultados sufridos en este inicio de temporada, que provocaron su eliminación prematura de la Copa Guanabara.


Los dirigidos por el entrenador Zé Ricardo recuperaron parte de la confianza perdida el pasado domingo con un pírrico triunfo, por 0-3, ante el Boavista, en la que fue su primera victoria del año después de encadenar tres derrotas y un empate.

El técnico espera contar para el compromiso del miércoles con su último fichaje, el polivalente centrocampista brasileño Cícero, quien llega libre al acabar su contrato con el Gremio de Porto Alegre, con el que fue campeón de la Copa Libertadores de 2017.

Pero la situación económica del club tampoco anima al optimismo para esta temporada, entre los reclamos de una afición que exige la salida de algunos de sus dirigentes.

La directiva de la entidad carioca solo consiguió pagar en la víspera los salarios de los jugadores correspondientes al mes de diciembre, sin contar con los derechos de imagen y las vacaciones, aún pendientes.

No obstante, el Botafogo ha conseguido cerrar varias contrataciones, aunque muchas de ellas como cesiones, para este 2019, como las del portero Diego Cavalieri, el central Gabriel, los volantes Alan Santos y Alex Santana y el centrocampista Gustavo Ferrareis, además de Cícero.

El miércoles tendrá su primera prueba de fuego del año. El rival, un Defensa y Justicia eufórico, desatado y que vive uno de los mejores momentos de su historia.

Sin ser uno de los equipos tradicionales de Argentina, es segundo en la clasificación de la liga a tan solo tres puntos del actual líder, el Racing, con un balance de once victorias, incluida la que consiguió ante el River Plate, campeón de la Libertadores de 2018, y seis empates.

Bajo el comando del exjugador argentino Sebastián Beccacece, quien fue brazo derecho del técnico Jorge Sampaoli, hoy en el banquillo del Santos, Defensa y Justicia es el único equipo que aún no conoce la derrota tras 17 jornadas disputadas.

En la última fecha, remontó en los últimos minutos ante San Martín de Tucumán.

"No tengo dudas de que será un partido muy difícil. Todos estarán preparados para esta primera gran batalla. Es un equipo cualificado, que viene haciendo temporadas consistentes durante los últimos años en Argentina", afirmó Zé Ricardo en rueda de prensa.

En la pasada edición de la Sudamericana, el 'Halcón' de Florencio Varela rozó las semifinales, pero finalmente cayó en los cuartos frente al Júnior de Barranquilla, a la postre finalista del torneo.

Con la posesión de la pelota como principal arma, sus principales bazas ofensivas son el centrocampista Matías Rojas, que ha anotado siete goles hasta el momento en el campeonato argentino, y Nicolás Fernández, quien actúa como "falso nueve".