Francia se coronó campeón de la Copa del Mundo en Rusia 2018

Getty Images

Catalina Uribe

Después de 32 días, la historia de la Copa del Mundo Rusia 2018 llegó a su fin, coronando a Francia como la nueva campeona mundial.

Y como sucedió a lo largo de todo el torneo, la gran final que le ganaron los franceses a Croacia no fue la excepción en cuanto a goles, emociones y calidad.

La buena suerte de los galos empezó al minuto 18 cuando, accidentalmente, Mario Mandzukic peinó una falta cobrada por Antoine Griezmann y anotó el primer autogol en la historia de las finales.

Pero la ventaja sólo duró 10 minutos, pues otra falta, lanzada hacia la derecha por Luka Modric, toque de cabeza hacia dentro del área, Domagoj Vida bajó el balón hacia atrás e Ivan Perisic hizo el resto con un recorte y un disparo cruzado para igualar el juego.

No obstante, a pesar de esta reacción, Croacia, a quien se le notó la fatiga por las tres prórrogas que tuvo que jugar para llegar a esta instancia, nunca logró estar por encima del marcador e incluso quedó de nuevo en desventaja cuando el VAR ayudó al árbitro argentino Néstor Pitana a pitar el primer penal en una final en la historia del videoarbitraje, cuando vio analizó una jugada y vio una mano de Perisic. Griezmann no tuvo problemas para poner el 2-1 parcial al minuto 39.

Después del descanso, cerca de la hora de juego, una galopada de Kylian Mbappé se tradujo en el gol de Paul Pogba. Seis minutos después, Mbappé tendría su premio con un latigazo que se convirtió en el cuarto tanto de los galos.

Pero los croatas murieron de pie y sellaron el 4-2 definitivo al minuto 69, cuando Mandzukic se reivindicó y llevó a Hugo Lloris a tener un error garrafal, que si los franceses no hubiesen conquistado la Copa del Mundo, lo hubiera perseguido por siempre.

En síntesis, una efectiva y suertuda Francia superó a una combativa Croacia y, aunque no necesariamente fue el que más brilló en la gran final, en esta Copa del Mundo no dejó dudas de por qué es el mejor equipo y el más fuerte físicamente, por lo que es el justo campeón de Rusia 2018.


>