Retiran los cargos contra el exjugador dominicano de béisbol Luis Castillo

Twitter


EFE
 

La Procuraduría General de República Dominicana retiró hoy los cargos que había presentado contra el exjugador de béisbol de Grandes Ligas Luis Castillo, que había sido vinculado a una importante banda de narcotraficantes.

La Fiscalía retiró la acusación y la orden de arresto contra Castillo después de que el expelotero acudiera este viernes a Santo Domingo para someterse a una entrevista.

El exjugador, campeón de las Series Mundiales en 2003 con los Marlins de Florida, presentó a los fiscales una serie de documentos para aclarar una operación inmobiliaria sospechosa que lo vinculaba con la banda de narcotraficantes, liderada por el capo César Peralta.

Castillo, que reside en Estados Unidos, fue a República Dominicana en virtud de un acuerdo de colaboración con la Procuraduría General del país.

El exdeportista fue entrevistado por fiscales de la Procuraduría Especializada Anti Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, "colaborando con las autoridades y aportando todos los documentos e informaciones que les fueron requeridos", según una nota del órgano persecutor. 

En el transcurso de las pesquisas contra la banda de narcotraficantes, se identificó que Castillo compró un inmueble relacionado a los bienes del capo Peralta, alias "César el Abusador".

La compra "parecía irregular debido a errores en las fechas de los contratos de compra que evidenciaban simulación de compra y préstamos ficticios".

Sin embargo, los documentos presentados por Castillo fueron suficientes para que la Fiscalía considerara que no había cometido irregularidades.

La Fiscalía también sospechó de Castillo porque contaba con "evidencias" de que "El Abusador" utilizaba a otro exjugador de béisbol para lavar el dinero proveniente del narcotráfico, el cual también estaba involucrado en esta operación.

El exjugador de béisbol Octavio Dotel, al que alude la Fiscalía, fue desvinculado de las acusaciones este jueves por decisión de un juez.

La banda que dirigía Peralta se considera como la mayor organización de narcotraficantes de la República Dominicana y es sospechosa de haber enviado toneladas de cocaína a Estados Unidos, Puerto Rico y Europa.

En la operación han sido arrestadas una decena de supuestos integrantes de la banda, pero el cabecilla, "César El Abusador", continúa prófugo.

Entre los cabecillas que han sido arrestados figuran Baltazar Mesa, José Jesús Tapia Pérez y Sergio Gómez Díaz, todos ellos requeridos en extradición por Estados Unidos.

Mesa y Tapia Pérez han aceptado voluntariamente su extradicción a Estados Unidos, donde son acusados de introducir drogas a ese país.