Santi Cazorla brilló una vez más

EFE

Maria C. Santoro
@CoquitoSantoro

Santi Cazorla vivió un calvario durante dos años por culpa de multiples lesiones. Incluso, llegó a escuchar de sus médicos que podría no volver a caminar. Pero si de algo sabe el asturiano es de insistir. Decidió no rendirse y trabajó sin parar para volver al fútbol de más alto nivel. 

Este verano, Villarreal, el club que lo vio crecer como futbolista profesional, le dio una segunda oportunidad y tras una excelente pretemporada decidieron ofrecerle un contrato. 

Si bien es cierto que el equipo valenciano no ha tenido una buena temporada, a nivel individual la historia del chico que no se rindió es muy diferente, y este jueves frente al Real Madrid en el Estadio de la Cerámica ha vuelto a brillar y a demostrar que está una vez más en su mejor nivel. 


El dos veces campeón de Europa marcó en dos ocasiones en el encuentro para quitarle de las manos el triunfo al equipo merengue. El tanto para abrir el marcador, nada más al iniciarse el juego, y luego, si, para arrebatarle el manjar a los blancos.

Con este doblete, su primero en LaLiga desde el 12 de septiembre de 2011, cuando aún era jugador del Málaga, Santi llegó a 4 tantos en la temporada, siendo estos los primeros en LaLiga, ya que antes había conseguido marcar en la Copa del Rey y la Europa League. 

La noche de hoy en Villarreal nos recordó aquellas de 2010, cuando todo era magia cortesía del mediapunta, y él no ocultó su alegría tras poder ayudar a su club, que tanto necesitaba sumar para salir de la zona de descenso. "Estamos contentos por el punto y hay que seguir. Era mejor haber sumado tres, pero lo importante es sumar", comentó tras finalizar el cotejo. 

El Groguet ha sido clave durante toda la temporada para el equipo, demostrando que aún le queda mucho para dar, y evidentemente todos los que amamos este deporte celebramos su ímpetu, y ese deseo inquebrantable de no rendirse, y de continuar trabajando y luchando a diario.