EFE

Villarreal 0-1 Maccabi Tel Aviv: El submarino amarillo pierde pero pasa

Con el liderato en el bolsillo, Calleja repartió minutos para los más jóvenes ante el club israelí. Solitario gol de Nick Blackman le dio la victoria al Maccabi.

EFE

El Villarreal cerró con una derrota por 0-1 un intrascendente partido ante el Maccabi de Tel Aviv con el que se cerraba la fase de grupos de la Liga Europa y que el conjunto español afrontó ya clasificado como primero de grupo ante un rival sin opciones clasificatorias.

En el inicio de partido mandó el Maccabi frente un Villarreal repleto de canteranos a los que les costaba recuperar el balón ante la superioridad física del Maccabi, que obligó a Barbosa a despejar con apuros a los cinco minutos un balón de Babin.

El equipo de Javi Calleja mejoró superados los diez primeros minutos de juego, si bien no generaba peligro, salvo una acción en la que Mario González cayó a pocos centímetros del área. La ejecución de la falta no generó problemas a la meta de Rakikovic.


Aunque el Villarreal efectuaba bien la presión al centro del campo del equipo israelí, el principal problema de los locales se centraba en la falta de ritmo para mover el balón.

De hecho, el conjunto de Jordi Cruyff dejaba jugar a un Villarreal muy bisoño con la intención de tapar las líneas de pase con lo que lograba evitar que el equipo local generase peligro.

En la recta final del primer tiempo mejoró el Maccabi y tanto Golasa, Rikan y Blackman probaron fortuna, aunque sin consecuencias para la portería villarrealense.

Salió mejor el Villarreal en la segunda parte y Dario y Mario González y Dario Poveda pusieron en apuros la meta rival en los primeros diez minutos de la reanudación ante un Maccabi más cerrado pero que a la primera ocasión de gol clara que tuvo acertó ante Barbosa.


Tras una caída de Blackman dentro del área que no fue considerada por el árbitro como penalti, el propio jugador de Barbados marcaría en la acción siguiente al aprovechar un buen balón al espacio con el que puso el 0-1 en el marcador y que supuso el primer gol del Maccabi en la presente competición del torneo.

El gol dejó tocado al Villarreal a la par que espoleó al Maccabi, que buscaba retirarse de la competición con una imagen superior a la ofrecida a lo largo de la fase de grupos del torneo.

En un partido sin necesidades acuciantes para el Villarreal, el equipo español no apretó en el último cuarto de partido a un rival más consistente que centró sus esfuerzos en defensa para cerrar cualquier opción ofensiva al cuadro local, que tocaba en el centro del campo pero sin encontrar el camino a la meta Rajkovic.

Sólo en los últimos suspiros del partidos los jóvenes jugadores del Villarreal tuvieron la oportunidad de igualar el marcador, en acciones de Darío Poveda.

El partido se cerró con la curiosidad de que el líder del grupo, el Villarreal, no ha sido capaz de ganar en la competición al colista del mismo, el Maccabi, ya que, además de la derrota de este jueves, empató el partido disputado en Israel.