Antoine Griezmann le da al Atlético de Madrid su tercera Europa League

EFE

Catalina Uribe

El Atlético de Madrid no tuvo problemas para superar al Olympique de Marsella para conquistar su tercera Europa League.

Y, sin duda alguna, el principal responsable de este nuevo logro es el delantero francés Antoine Griezmann, quien brilló con su doblete en una final en la que el rival perdió por lesión a su estrella, Dimitri Payet, cuando apenas pasaba la media hora de juego.

Pero volviendo a la estrella del partido, el galo demostró por qué es el jugador más importante del cuadro dirigido por el argentino Diego Pablo Simeone, quien disfrutó de la victoria de su equipo desde las gradas.

El primer tanto llegó a los 21 minutos, cuando aprovechó un error del mediocampista André-Frank Anguissa, quien le ‘regaló’ la pelota a Gabi Fernández, cuya asistencia fue bien aprovechada por Griezmann, quien no falló en el mano a mano ante Steve Mandanda.

Para la segunda diana, cuatro minutos después de la reanudación, recibió un perfecto pase de Koke y fue tan sutil en la resolución como rápido en la conducción para aumentar la ventaja de su equipo.

Luego llegó la cereza del postre, cuando el capitán Gabi selló el 0-3 definitivo para un Atleti que no se sintió intimidado por un rival que jugaba casi de local en el Parc OL de Lyon.

Pero este no fue un momento cualquiera para el francés, pues además de conquistar su primer título internacional como colchonero, se convirtió en el cuarto jugador en anotar un doblete en una final de la Europa League, después de los colombianos Radamel Falcao y Carlos Bacca, y del español Coke.

Finalmente, después de destacar los logros de Griezmann hoy en la cancha, quisiera cerrar este escrito con sus palabras al final del encuentro: "Cuando me fui de mi casa a los 14 años quería vivir estos momentos. Ojalá pueda ganar más. Ellos son un equipo que trabaja muy bien. Nosotros a los nuestro y hemos aprovechado cada error. Mis goles, han sido por la confianza o la sangre fría, no sé como llamarlo".