El Napoli se afirma en el segundo puesto del Calcio con triunfo ante Genoa

Reuters

EFE

El Nápoles remontó este sábado en el campo del Génova y ganó 2-1 con un gol del español Fabián Ruiz y un tanto en propia meta del zaguero local Davide Biraschi en el 86, en un partido de la duodécima jornada de la liga italiana que estuvo detenido durante un cuarto de hora por la intensa lluvia.

El segundo gol liguero de Fabián, fichado por el Nápoles este verano procedente del Real Betis, impulsó una remontada trascendental del equipo de Carlo Ancelotti, que se colocó momentáneamente segundo, a tres puntos del Juventus.

La victoria en Marassi, determinada finalmente por un desafortunado gol en propia puerta de Biraschi tras una falta lanzada por el portugués Mario Rui, permitió a los napolitanos subir la presión sobre el Juventus, que visitará el domingo el campo del Milan.



Y es que el partido se le había puesto muy cuesta arriba al Nápoles, que golpeó al poste con un disparo de Lorenzo Insigne y que recibió pocos minutos después, en el 20, el gol del 0-1, firmado por el marfileño Christian Kouame con un cabezazo.

La desventaja y las condiciones del campo, que empeoraban cada vez más a causa de los charcos provocados por una tormenta de lluvia, complicaban la circulación de balón de un Nápoles que estaba contra las cuerdas.

A la hora de juego, el colegiado interrumpió el partido a causa de las fuertes precipitaciones y esa suspensión terminó siendo fundamental para el Nápoles, que tuvo tiempo sentarse en los vestuarios y recuperar lucidez.

La interrupción duró quince minutos y los "azzurri" empataron el duelo nada más saltar al campo, cuando Fabián aprovechó una gran asistencia de tacón del belga Dries Mertens para fulminar al meta rumano Ionut Radu.

La diana del andaluz rescató a un Nápoles que de allí tiró de orgullo y que vio como su entrega fuera premiada en el 86 con la determinante desviación del genovés Biraschi en propia puerta.

Son tres puntos importantes para los napolitanos, ya que les permitieron subir la presión tanto sobre el Juventus como sobre el Inter de Milán, que deberá ganar el domingo en el campo del Atalanta para alcanzarles en la segunda posición.

Horas antes, el Parma dio la sorpresa al imponerse 2-1 en el campo del Torino, en un partido decidido por dos dianas, todas en la primera mitad, del marfileño Gervais Lombe Yao Kouassi "Gervinho" (m.9) y de Roberto Inglese (m.25).

Los turineses, que de ganar este sábado conseguirían alcanzar una plaza europea, recortaron distancias en el 37 por medio de Daniele Baselli, pero eso no fue suficiente para salvar puntos ante un Parma que volvió a la senda del triunfo tras tres jornadas y que se colocó noveno.

En Ferrara, el Spal desaprovechó una doble ventaja (Andrea Pegagna en el 3 y Mirko Antenucci en el 71) y empató 2-2 contra el Cagliari, al recibir dos goles en el espacio de tres minutos, firmados por Leonardo Pavoletti (m.73) y el moldavo Artur Ionita (m.76).

El conjunto sardo sumó un punto que sabe a victoria y mantuvo la decimotercera plaza con 14 puntos, con uno de ventaja sobre un Spal que está en crisis tras ganar solo uno de los últimos ocho partidos.

La duodécima jornada se abrió el viernes con el empate 1-1 entre Frosinone y Fiorentina, con igualada de los locales firmada en el 89 por un golazo de Andrea Pinamonti.