Getafe 1-2 Barcelona: Debut goleador para Paulinho que vale tres puntos

La nueva adquisición de Ernesto Valverde se estrena en las redes ante el Getafe y le pone el broche de oro a la remontada culé.

GOAL

Victoria muy sufrida para el FC Barcelona después de que el Getafe tuviera mucho peligro durante cerca de la primera hora de partido. Gaku Shibasaki sería el encargado de abrir la lata del partido con un auténtico trallazo. Fue en la segunda mitad, después de ser criticado durante todo el verano, cuando el banquillo culé saltó al campo para remontar el partido. Denis Suárez, que entró en el descanso, y Paulinho, incorporado a falta de cuarto de hora, remontaron el choque. Dembélè se lesionó en el minuto 24 y el jugador nipón en el inicio del segundo parcial.

Comenzó el primer tiempo con un Getafe muy atrevido, con ganas de tener la posesión y de lanzar peligrosas ofensivas para cercar el área de Ter Stegen. No tardaba en poner a prueba al guardameta alemán del Barcelona y a su defensa, que sufría las internadas de Jorge Molina y Ndiaye. Fruto de ello fue la temprana amonestación sufrida por Piqué, que llegó en el minuto 9 después de que el delantero azulón se marchara por la banda derecha del central después de realizar un ‘túnel’. Agarrón claro por detrás al límite del área para evitar que entrase solo sin oposición.

La primera oportunidad clara del partido llegó en el minuto 16. Shibasaki se quedó solo en el lateral izquierdo para penetrar en el dominio de Ter Stegen. El japonés comprobó la llegada de Jorge Molina al segundo palo, por lo que midió un pase de la muerte hacia él que Piqué a punto estuvo de introducir en su propia puerta con el portero ya vencido. Se marchó lamiendo la cepa del poste después de que el ariete azulón no llegara a meter el pie a tiempo para empujarla a la red.

Si las cosas no iban bien para los jugadores de Ernesto Valverde, las cosas empeorarían aún más en el minuto 24 cuando Ousmane Dembélè sufría una lesión muscular. Se tiró al suelo y el gesto de Iniesta al acercarse al extremo francés fue claro: cambio. El técnico del Barcelona decidió dar entrada a Gerard Deulofeu. Poco a poco, el cuadro catalán estaba teniendo más el balón, y fue en el minuto 32 cuando llegó la primera ocasión visitante. Un centro del de Fuentealbilla desde la izquierda lo remató Umtiti, pero manso y fácil para Guaita.

Jordi Alba Faycal Fajr Getafe Barcelona LaLiga 16092017

El Getafe no se rendía y seguía presionando y buscando el tanto. Lo estaba mereciendo y llegó. Una auténtica obra maestra de Gaku Shibasaki. No va a olvidar nunca este día el japonés. Markel Bergara fue capaz de dejar muerto en la frontal del área un balón con la cabeza, donde el jugador nipón se sacó de la manga un voleón con la zurda para romper la red de Ter Stegen, cuya estirada fue totalmente inútil ante el potentísimo remate del azulón. Impresionante.

Cuando todo parecía que iba a llegar al final del primer parcial en el Coliseum Alfonso Pérez, todavía habría tiempo para presenciar un par de obras maestras más. Se pitó un libre directo a unos 30 metros de la portería de Guaita. Messi se pidió el lanzamiento y lo mandó con potencia directamente a la escuadra derecha de la meta, pero el guardameta voló para evitar el tanto con una grandísima estirada. Evitó el gol psicológico en el minuto 46.

No le gustaba nada el partido a Ernesto Valverde, por lo que en el descanso decidió hacer un cambio drástico: retiró a Iniesta, que no está cuajando muy buenas actuaciones, y dio entrada a Denis Suárez. Tras la reanudación, las malas noticias llegaron hacia el lado local. Sería el goleador japonés, Shibasaki, el protagonista una vez más. Sufrió molestias en uno de sus tobillos y Bordalás estuvo obligado a retirarle del terreno de juego.

La igualada llegó en el minuto 62. Tras una jugada afortunada para el Barcelona después de hasta tres rebotes acaban con Sergi Roberto solo en la línea de fondo en el interior del área, poniendo un balón atrás para que Denis Suárez, completamente solo, termine parando el esférico con la planta del pie con el objetivo de enviarlo a la escuadra con un lanzamiento cruzado. La estirada de Guaita no sirvió para nada esta vez. Después del empate, el partido comenzó a tener un nivel más loco, con un Getafe más nervioso y un Barcelona más lanzado al ataque buscando certificar la remontada.

Con la locura sobre el césped de la ciudad del sur de Madrid llegaron dos jugadas polémicas. Ninguna de las dos resultaron ser señaladas por Fernández Borbalán. Primero un penalti en el área del Getafe, después de que Luis Suárez fuera claramente derribado por Djené Dakonam –y lo que supondría una amonestación al uruguayo por las protestas-. Después, un contragolpe de la escuadra madrileña que termina con un derribo claro de Umtiti a Álvaro Jiménez en la frontal del área cuando se quedaba solo.

Cuando el crono señalaba el minuto 82, Arambarri tuvo en sus botas la posibilidad de anotar el segundo para el Getafe. Contragolpe de manual que dejó al centrocampista solo en el interior del área. Llegó Sergi Roberto a tapar su disparo, desviándolo hacia el palo izquierdo de Ter Stegen. La madera salvó al defensa y al Barcelona de haber sufrido una derrota dolorosa. Sin embargo, dos minutos más tarde, llegó la sentencia. Paulinho, que entró hacía pocos minutos, se quedó solo con una fuerte y potente entrada en carrera al área para batir a Guaita con un disparo cruzado pegado al poste.

Sin mucho más en el terreno de juego, el equipo catalán terminaría encontrando los tres puntos en un partido donde el resultado puede engañar. El Getafe mereció puntuar, pero los cambios realizados por Ernesto Valverde terminó siendo acertado después de que dos de ellos fueran los autores de los tantos del cuadro blaugrana. El Barcelona continúa siendo líder de la Liga Santander y lo será en solitario si el Real Madrid gana o empata en Anoeta ante la Real Sociedad.


Parece que está utilizando un bloqueador de anuncios

Para continuar proporcionándole un contenido incomparable, deshabilite el bloqueador de anuncios