Eibar 1-0 Leganés: Solitario gol de Gálves en desanimada victoria

Los de Asier Garitano siguen sin conocer la victoria en el País Vasco y pierden la oportunidad de haberse puesto líder momentáneo de Primera División.

GOAL

Encuentro en Ipurúa muy equilibrado donde los dos equipos dominaron en una mitad: la primera fue para el Leganés, mientras que la segunda fue para el Eibar. Fue el conjunto armero quien pudo realizar con efectividad la escasa técnica ofensiva con su solitario gol al poco de iniciar el segundo parcial para celebrar el 70º aniversario de su estadio. Gálvez fue el autor de la victoria del equipo vasco en casa. El equipo madrileño continúa sin conocer la victoria en Euskadi. Muñoz se marchó lesionado.

La primera parte no tuvo mucha historia en cuanto a tema fútbol de ataque. Escasos acercamientos, siendo los más peligrosos para el cuadro pepinero. La primera acción importante del choque llegó en el minuto 13, cuando Ezequiel Muñoz sufrió un aparatoso choque con Sergi Enrich, lo que provocó un tremendo dolor de espalda en el defensa del Leganés. Si bien pudo retirarse por su propio pie, el zaguero tuvo que abandonar el terreno de juego sustituido por Mauro Dos Santos.

Sería este el protagonista de otra de las acciones aparatosas de un partido donde los porteros brillaban por su falta de protagonismo.  El recién incorporado al césped de Ipurúa realizaría juego peligroso sobre Kike García, arañándole con los tacos la parte alta de la cabeza y provocando una tremenda brecha. Hasta 5 grapas tuvieron que proporcionar al delantero de la escuadra armera.

El Leganés fue el equipo que llevó la ligera voz cantante en temas de acercamiento a puerta. El primer disparo a puerta fue en el 23, después de que Ramos lanzara un zurdazo desde la frontal, pero centrado y fácil para Dmitrovic. Sería Brasanac quien gozara de la ocasión de oro del primer parcial después de rematar un pase atrás según le vino procedente de Diego Rico desde la izquierda, pero se marchó cruzando lamiendo el poste.

Tras la reanudación llegó la sorpresa. En el primer acercamiento peligroso llegó el primer tanto del Eibar. Gálvez recuperó con maestría en el centro del campo y se lanzó en vertical hacia el área del Leganés. En la frontal se la cedió a Inui en la banda izquierda, y el japonés centró para devolvérsela por alto, provocando una penetración y salto del defensa armero sobre la zaga pepinera para rematar de cabeza. Cuéllar no pudo hacer nada para evitar el tanto.

A partir del tanto del Eibar, el partido se terminó rompiendo. El centro del campo desapareció y las jugadas eran totalmente verticales, con mucho error y balón dividido. Inui se convirtió en un jugador referente en la segunda mitad, llevando la batuta de la escuadra local. Llegó a tener varias ocasiones, pero no llegaron a buen puerto. Garitano le quiso dar más valor al nivel ofensivo de su equipo dando entrada a Beauveu y a Amrabat. Sin embargo, el resultado no fue como esperaba el técnico del Leganés.

Sin mucha más historia, Juan Martínez Munuera señaló el triple pitido para oficializar el final del partido, un choque muy igualado donde el Eibar aprovechó la única ocasión clara que tuvo, mientras que el Leganés tiene que decir adiós a un punto que mereció de cabo a rabo. Los de Asier Garitano siguen sin conocer la victoria en el País Vasco y pierden la oportunidad de haberse puesto líder momentáneo de Primera División.


Parece que está utilizando un bloqueador de anuncios

Para continuar proporcionándole un contenido incomparable, deshabilite el bloqueador de anuncios