Atlético Madrid 1-0 Málaga: Inauguración exitosa del Wanda via Antoine Griezmann

El conjunto del Cholo Simeone estreno nueva casa y lo hizo de la mejor manera, con victoria y gol de una de sus más grandes estrellas.

GOAL

El estreno del Wanda Metropolitano tuvo un final feliz para la afición colchonera. Sin un juego brillante y más sufrimiento del esperado, el Atlético de Madrid cumplió los pronósticos y se ha llevado los tres puntos gracias a un solitario tanto de Griezmann, quien hoy ha firmado una nueva hoja de la historia rojiblanca. Todo ello a costa de un débil Málaga que encadena ya cuatro derrotas seguidas.

Espoleados por su afición y ante la atenta presencia del rey Felipe VI, los de Simeone se vinieron arriba desde el primer minuto para presionar a su rival. Ese dominio posicional no se tradujo en un solo remate a puerta, si bien hubo tímidos intentos desde fuera del área. Aunque el Málaga estuvo maniatado la mayor parte del tiempo, a los rojiblancos les faltaba velocidad con el balón jugado y tampoco supieron explotar las bandas.

Los visitantes casi les sorprendieron en el minuto 37, mediante un rápido contragolpe que Borja Bastón estuvo a punto de finalizar. Habría sido emotivo que el ariete malacitano, máximo goleador de las categorías inferiores rojiblancas, hubiese estrenado el marcador del nuevo estadio. Sin embargo, Oblak hizo gala de su valía y salvó tanto su remate como la ocasión posterior del Chory Castro.

El Atleti dio síntomas de agotamiento al filo del descanso, y su único remate a puerta en ese tiempo fue un disparo raso de Correa que no supuso mayor problema. Ante la falta de profundidad, Simeone tuvo que sacar a Thomas y meter a Carrasco con el objetivo de desbordar por las bandas, justo lo que les faltaba. El plan dio sus frutos: en tan solo cinco minutos de la segunda parte, los colchoneros ya habían generado más peligro que en toda la primera, con sendos remates de Koke y Saúl que fueron atajados por Roberto.

Lo que todos los aficionados rojiblancos esperaban llegaría en el minuto 61.  Correa aprovechó que Ricca estaba adelantado para desbordarle por la banda y servir el pase de la muerte a Antoine Griezmann. El francés, de regreso tras cumplir sanción, ha tenido el honor de ser el primer futbolista que ha marcado en el Estadio Wanda Metropolitano.

A partir de ese momento, el dominio colchonero quedó patente tanto en la posesión como en el manejo de los tiempos. Salvo algunas ocasiones a balón parado, el Málaga apenas daba la sensación de que pudiera arrancar algo más. Sin embargo, la actuación local estuvo lejos de ser perfecta: no fueron capaces de ampliar distancias y Fernando Torres, incorporado a media hora del final, tampoco supo asociarse con sus compañeros.

Con el tiempo ya cumplido, Diego Rolán estuvo a punto de aguar la fiesta local tras recortar dentro del área a Godín y sacar un remate a puerta. No obstante, Oblak tuvo que volver a salvar los muebles con un despeje salvador, y Borja Bastón andó desacertado en el córner posterior. Tras el pitido final, la fiesta pudo continuar.


Parece que está utilizando un bloqueador de anuncios

Para continuar proporcionándole un contenido incomparable, deshabilite el bloqueador de anuncios