Getty

El Barcelona ya no domina ni en LaLiga ni en la Selección de España

El técnico de La Roja ha convocado a una selección que mezcla juventud con experiencia y sorprendentemente hoy, el Barcelona sólo aporta cinco de los jugadores.

GOAL

Los tiempos cambian y no necesariamente para bien, especialmente cuando un presente brillante impide planificar con acierto el futuro, habitualmente más tenebroso por aquello del que nunca se sabe qué va a pasar. Eso es lo que le ha sucedido al Barcelona desde que jugadores como Carles Puyol y Xavi Hernàndez decidieran abandonar la nave azulgrana. Era tanta la superioridad deportiva del equipo que la directiva y la dirección técnica abdicaron en sus responsabilidades de asegurar la sucesión.

Así, no consiguieron involucrar a Thiago a pesar de que al cabo de un año el Barcelona perdió a Cesc Fàbregas y al cabo de dos a Xavi. Hoy es titularísimo en el Bayern y en la selección. Gerard Deulofeu es un caso similar, aunque a diferencia del hispano brasileño, él necesitaba foguearse un poco más. De todas formas no es de recibo que la perla de la cantera no haya tenido ni una sola oportunidad de quedarse a las órdenes de Luis Enrique Martínez, un entrenador que solo se ha interesado por los resultados y que no se le pueda reprochar nada en este aspecto, comprometiendo toda planificación y hasta la promoción de los jóvenes. Ni una ficha del primer equipo ha dado a ninguno del filial, algo que no sucedía desde los años ochenta.

La convocatoria de Julen Lopetegui es una buena muestra de semejante falta de rumbo deportivo. Donde en la selección antes había un once azulgrana casi en su totalidad, hoy el Barcelona solo aporta cinco jugadores, menos que el Real Madrid, y ve como los valores al alza, los que dentro de no demasiado tirarán del carro, también fueron barcelonistas pero se fueron, hastiados por la falta de oportunidades en un club que no supo -o no quiso- planificar con antelación el futuro, que ha llegado como una pesadilla, despertando al barcelonismo de un sueño que se podría haber alargado.