Getty

Casemiro, Iniesta y Pepe: Las tres dudas del Clásico Barcelona - Real Madrid

Los tres pilares acaban de salir de lesiones. Zidane cuenta con el buen rendimiento de Kovacic o Isco pero Luis Enrique ha naufragado sin el fenómeno español.

Iñaki Angulo

A dos días para el Clásico del Camp Nou entre Barcelona y Real Madrid hay un par de dudas por bando que vamos a tratar de despejar. Zidane tendrá que elegir entre Casemiro o Isco y entre Pepe y Varane. El extraordinario rendimiento de los segundos le dan margen al francés. Precisamente el que no tiene Luis Enrique, que tendrá que alinear a Andrés Iniesta, que lleva un mes y medio lesionado. Ni Denis Suárez ni André Gomes han llenado los zapatos del gran jugador español.

Iniesta al 50% > André Gomes o Denis Suárez

El Barcelona invirtió más de 120 millones en dar profundidad a su plantilla. André Gomes, Denis Suárez, Digne, Umtiti, Alcácer y Cillessen llegaron para mejorar la rotación. Por ahora, a excepción del central francés, están naufragando. Si el Madrid ha sido capaz de sobreponerse a las bajas de Casemiro, Modric y Kroos con el paso adelante de Kovacic, Isco o Asensio, nadie en el actual campeón ha ayudado a ‘olvidar’ a Iniesta, ausente desde el 22 de octubre.  En el Clásico volverá porque el Barcelona le necesita desesperadamente. Ya son muchos los partidos en los que no han tenido el control del juego y el rival les ha sometido con la pelota, una situación en la que este conjunto es tremendamente vulnerable. Busquets, que no pasa por su mejor estado de forma, ha visto acentuados sus problemas sin el socio de todos, que es Andrés Iniesta. Por su clarividencia pasarán buena parte de las opciones del Barcelona. Su capacidad para controlar el tempo del partido así como para ayudar a Busquets en la salida de balón (un calvario contra la Real Sociedad) seguro que darán tranquilidad al conjunto de Luis Enrique para apostarse en campo contrario. Seguramente no sea lo ideal reaparecer en un Clásico, pero ¿quién no prefiere a un Andrés Iniesta al 70% antes que a Denis, André Gomes o Rafinha?

¿Casemiro o Isco?

Casemiro regresó en el sucedáneo de partido contra la Cultural Leonesa y su concurso en el Clásico será seguramente una decisión de última hora. El ‘sacrificado’ sería un Isco que está en el mejor momento de su carrera en el Real Madrid. Más allá de que Zidane no tenga la urgencia de apresurar la vuelta de uno de los pesos pesados, la decisión que tome será esclarecedora sobre su planteamiento. Con Casemiro no puede aspirar a tener el balón igual que con Isco, jerarca de la primera mitad contra el Atlético de Madrid. Asumida la titularidad de Lucas Vázquez, con lo que eso implica en cuanto a la ocupación de espacios en fase defensiva y la presencia en el doble pivote de Modric y Kovacic, el equipo estaría suficientemente equilibrado con Isco, llamado a cumplir una asignación defensiva sin balón de tapar el costado opuesto a Lucas. Si algo se ha demostrado contra este Barcelona es que se le puede quitar la pelota y someterle. Así lo hizo la Real Sociedad juntando un centro del campo con Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto, futbolistas de buen pie. Isco es el jugador más dotado del Madrid actual para moverse entre líneas, mejorar las jugadas, dar sentido a la posesión y permitir a su equipo crecer desde el protagonismo en campo contrario.

¿Los galones de Pepe o el momento de Varane?

Varane recuperó el estatus que se ganó en sus comienzos con una exhibición de poderío en el Calderón. Ganó el 100% de los duelos aéreos y despejó doce balones, mostrando la tranquilidad que acostumbra en el desarrollo del juego. Esa actuación le avala para iniciar el Clásico junto a Sergio Ramos, pero la verdad es que Pepe lleva diez años haciendo esto. Su inicio ha sido irregular por las lesiones, aunque viene de completar los dos últimos partidos. Su experiencia, contundencia, concentración y ese plus de agresividad son vitales en un Clásico. Cuando Ramos, Nacho, Pepe y Varane están al nivel que han mostrado últimamente es simplemente imposible que Zidane se equivoque. Cualquier combinación dará como resultado una de las mejores parejas del mundo. Si no que se lo pregunten a Griezmann, Carrasco, Fernando Torres o Gameiro cómo sufrieron en el derbi ante los teóricos suplentes.