Copa Libertadores: Viaje al mundo de los sueños rotos

Reuters

Leandro Briatore

Y los caminos nos han cruzado, y el mar y el rio nos han quedado lejos. Es ahora Madrid quien tendrá el privilegio de acoger a todos aquellos que somos parte de este hermoso romance llamado fútbol.

El fútbol argentino se ha convertido, por culpa de unos pocos, en aquel fugitivo de Joaquín, ya sea por su romance perdido o por la ira ilógica de aquellos que no supieron entender que la pasión sin amor y sin respeto, es solamente locura y desprecio.


Luego de horas de desconsuelo, pude retomar las fuerzas y las ganas de ver la pelota rodar nuevamente, y decidí embarcarme en este viaje de ensueño. De ver renacer lo mejor del fútbol sudamericano en el escaparate del balompié mundial.

Seremos ahora mi hija y yo, testigos tal vez, de una de las más soñadas finales del fútbol mundial. Tendremos la oportunidad única de ser parte de un evento que puede marcar un hito en el fútbol argentino. ¿Será qué esta final podrá producir en la mente de los románticos reales del fútbol, el cambio necesario para qué nunca más el mundo vuelva a ver la barbarie de la sin razón?

Llámenme soñador e ingenuo, pero he empacado mi maleta con un sueño; el de ver triunfar el fútbol, la razón y el amor por el deporte mas lindo del mundo.

Les cuento a mi regreso de Madrid…